DEVAS DE LOS BOSQUES

Invierno, viento helado en las mejillas, apetece un té caliente junto a la chimenea. Te pido que te acerques, desde México o Bilbao, no importa, hace frío y hay espacio para todas. Vente junto al fuego, mujer, seas quien seas. Hoy vengo a contarte una historia de las de verdad, de las que ocurrieron hace no tanto tiempo, de las que todavía hoy nos interpelan y nos mueven en la dirección correcta. Se trata de un cuento dulce y real, de los inicios de la comunidad espiritual de Findhorn, en nueva Escocia. Así que acomódate, mira, aquí está la manta, puedes ponértela sobre las rodillas..

Imagina la siguiente escena: año 1957, estamos cerca de la playa, corre mucho aire y la humedad se hace insoportable por momentos. Suenan gaviotas, una y otra vez. Dorothy MacLean y la pareja formada por Peter y Eileen Caaddy aparcan su caravana en el único camping de la zona. El lugar no es el más idóneo y lo saben, parece un vertedero, hay basura enterrada entre las dunas de arena, antiguos somieres oxidados, plásticos, chatarra… Pero no hay otra opción, los tres compañeros de viaje están ampliamente comprometidos con una idea, seguir la voluntad de Dios donde quiera que vayan. Y, por el momento, y aunque parezca absurdo, la voluntad de Dios les ha llevado hasta ese camping. Sus familiares y amigos no salen de su asombro, ¿qué van a hacer en aquel lugar?, pero ellos persisten y confían. El poco dinero que tienen deriva del subsidio del paro, éste les da para comer y subsistir los primeros años hasta que Eileen queda embarazada. Entonces Peter empieza a sentir la necesidad de cultivar verduras. El problema es que no tiene conocimientos de agricultura, la tierra está completamente seca y el terreno es demasiado arenoso como para pensar que pueda crecer vida en él.

Tras meses de incertidumbres, duro esfuerzo y calamidades varias, Dorothy descubre que puede conectar intuitivamente con los devas o espíritus iluminados de las plantas, y pedirles guía. En los comienzos, recibe el siguiente mensaje “Uno de los trabajos para ti, mi niña libre, es el de sentir las fuerzas de la Naturaleza tales como el viento y el agua. Siente su esencia, su propósito, y armoniza con él. No temas, no será tan difícil como imaginas, porque los seres de estas fuerzas estarán contentos de sentir un poder amistoso. Todas las fuerzas forman parte de Mi vida. Todo es una vida. Juega tu parte en hacer que la vida sea Una otra vez, con Mi ayuda”. A partir de aquí, Dorothy empieza a sentir la misma presencia angélica en sus paseos por el bosque, empieza a tener la certeza de que cada árbol, cada planta y cada flor tienen su propia energía, un aura y un poder que los hace únicos. Cada día, establece comunicación con los devas y les hace preguntas sobre el huerto: ¿qué hacer?, ¿a qué dar prioridad?, ¿qué especies son las más adecuadas? Con las respuestas, Peter y ella van cultivando cada vez más variedades. En pocos años, tendrán uno de los jardines más fantásticos del país, con gran número de flores, verduras, árboles frutales y plantas aromáticas. ¡Las coles llegarán a pesar hasta 18 kilos! El acontecimiento va pasando de boca en boca y es conocido en toda Escocia, lo que permite que expertos en suelos y horticultura se desplacen hasta allí. Todos intentan explicar científicamente el fenómeno, pero, tras mucho estudio, llegan a la conclusión de que ha sido un milagro, un auténtico milagro.

Así empieza la comunidad espiritual que hoy conocemos como Findhorn, el lugar en el que las rosas hablan y el espíritu se conmueve. Os cuento esta historia porque creo que podemos aprender infinitamente sobre ella. Para empezar, los devas están en todas partes, en nuestros parques y ciudades, en los bosques cercanos, en las iglesias y en el aire que nos rodea. La mejor forma de invocarlos y sentirlos es a través de las flores, hacedme caso. Puede que muchas de nosotras no tengamos la posibilidad de andar por el bosque a diario, puede que vivamos en una gran ciudad como Madrid o Milán y apenas nos quede tiempo para mirar al cielo, pero hay algo que todas podemos hacer, sin excusa, y es llenar nuestra casa de flores. Podemos poner una bonita orquídea en la cocina, junto a los tarros de las especias. Ó sembrar tulipanes en la terraza, comprar pensamientos y prímulas, plantar alelíes… ¡Se me ocurren tantas cosas! El caso es rodearnos de belleza y dedicarle un tiempo a cada flor, un tiempo diario. Unos minutos serán suficientes para respirar despacio, para sanar la herida, para acariciarnos las mejillas con sus pétalos. Eso sí, es importante que no empecemos a hablarles sin más, es mejor que escuchemos primero, sintamos primero, respiremos el alma que las habita. ¿Alguna vez te has preguntado cuál es su nombre natural?, seguramente no se llamen “orquídeas” ni “pensamientos”, seguramente hayan venido a nuestras vidas para contarnos algo al oído, algo especial. Como que los ciclos de la luna, los movimientos de los planetas y la felicidad fundamental están en nuestra sangre, en nuestra savia, en el espacio al fondo de los ojos.

Que el brillo de las flores y el dulce canto de las aves nos guíen en el camino, que nos abran el pecho y la mirada, que arrojen luz sobre nuestras noches. Que cada planta con la que entremos en contacto rescate los recuerdos, la memoria antigua de Mamita, la certeza en mayúsculas. Que sigamos unidas, hermana, en todos los cielos y jardines.
Que así sea.

Nuria.

amapola

Anuncios

30 comentarios en “DEVAS DE LOS BOSQUES

  1. Salitre del Cantabrico dijo:

    Guau, cada entrada te superas. Recuerdo cuando me ibas a enseñar a entender el viento, cerraba los ojos y escuchaba y OÍA!!!!
    Gracias Nuria la bella

    • mujertaruk dijo:

      Amoooorrrr!!!!qué ILUSIÓN que comentes!!! estás detrás de cada palabra y de cada imagen, tú más que nadie sabe cómo evolucionan las emociones en mí y de dónde nacen los textos. GRACIAS por tu cariño y tu apoyo, para mí son algo primordial ❤

  2. lore dijo:

    Que asi sea hermana.Gracias por quitarnos velos y enseñarnos a ver y sentir un poco mas allá.Recordaré tus palabras en mis paseos matutinos y buscaré los devas del monte.besos

    • mujertaruk dijo:

      Qué afortunada eres, Lore, a mí me encantaría poder dar paseos por el monte por las mañanas. Aprovecha esa suerte y llénate de energía, no hay mayor paz que la que se respira entre los árboles!!

    • mujertaruk dijo:

      Seguro que sí, Celia, que las palabras no se queden en eso, que trasciendan en el lenguaje y nos lleguen al corazón. Sólo así cumplirán la función para la que fueron creadas:) Un abrazo fuerte amiga!

  3. RosaMatte dijo:

    Precioso Nuria! Estamos unidas desde lejos, yo en Chile, en Tierra de pueblos ancestrales, en las faldas de un volcán que respira, viendo atardeceres y praderas llenas de sol, flores silvestres crecen en cada esquina y que evidencian la existencia de los devas. Gracias linda por tu hermoso relato. Te mandó un abrazo.

    • mujertaruk dijo:

      Qué bellos paisajes te rodean, Rosa, no podía ser de otra manera!! Estoy segura de que tienes la fuerza de los volcanes y la delicadeza de las flores silvestres. Bendice ese cachito de tierra donde habitas, debe ser maravilloso. Seguimos unidas, hermana ❤

  4. NuriLove dijo:

    Qué bonito. Qué lindas palabras, qué relato mágico. Cada vez que veo un nuevo post tuyo…… Siento que la magia llega…….. Me encanta y me embarga. Gracias Nuria por compartir con nosotras

    • mujertaruk dijo:

      GRACIAS a ti, Nuria, no has faltado a ni un solo post desde que esto empezó. Te estoy inmensamente agradecida 🙂 Ya sólo por saber que la magia llama a tu puerta cada vez que escribo… merecen la pena las horas detrás de la pantalla. Un abrazo muy muy especial, amiga!!!

      • NuriLove dijo:

        Lo mereces eso y más. Pq efectivamente la magia llama a mi puerta con tus palabras. Q son maravillosas y pura magia. Además t aprecio muchísimo. Eres pura energia

  5. Maria Angela dijo:

    Abundancia infinita para todos, conexión con Dios a través de la belleza que nos rodea.
    Buscamos la belleza porque nos recuerda lo que Somos…vibremos juntos con los colores y los olores de las florecitas.
    Gracias Nuria por tu Inspiración y delicadeza y recordar a Eileen Cady,

  6. maria dijo:

    Gracias Nuria por enseñarnos a mirar a través de tu ojos..hace unos días plante por primera vez flores, y con mis dudas de que de esos bulbos brote algo tan hermoso…las observare con otros ojos!!
    ahora mismo me encuentro rodeada de naturaleza y llena de incertidumbres, así que le preguntare a las devas cuáles son mis pasos…!!!gracias de nuevo por traernos a la realidad mágica de la vida a través de tus palabras!!

    • mujertaruk dijo:

      Maríaaaaaa!!!! Te echaba de menosss!!!!! En serioooo!!! decía “¿dónde estará esta chica que compartía tantísimo sentimiento?” y aquí estás de nuevo, amiga!!! BIENVENIDA otra vez!!! La incertidumbre es bella, ¿sabes?, nos enseña el hermoso arte de esperar. Espera a que los bulbos crezcan, espera a que la decisión se tome. Hasta entonces, disfruta, ven, únete a nosotras. Abrazo grande grande!!! ❤

  7. MAYARIA dijo:

    Hermoso poder crecer junto a ti con tus palabras que son medicina, gracias por sembrar en nosotras ese sentir directo con nuestra madre y poder vivir mediante nuestras plantitas dulces nuestra lunita junta a ella.
    Es bello seguirte y aprender de ti..
    Besos y abrazos de Colores
    aaaaaaaaaaauuuuuuuuuuuuuuu ❤

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s