DEL DERECHO Y DEL REVÉS

Ayer la vi. La primera estrella fugaz de este verano. Estaba en el jardín de mi casa, recostada en la roca en la que me había tumbado siempre de pequeña, y de repente salió. De la oscuridad inmensa una luz clara y sencilla, un pedazo de tierra y metal atravesando la atmósfera y diciendo hay mundos arriba, lo de aquí es una broma. Un segundo después se había marchado. Me alegro sobre todo porque no pedí nada. Pensé en un par de cosas, qué sé yo, que saliera adelante el libro que estoy escribiendo, que fuera bien este Septiembre, que crecieran tomates rojos en la huerta de la parcela, y así. Pero luego me di cuenta, amiga, de que lo mejor… lo mejor es no pedir nada. Contemplar la lluvia de Perseidas y estar ahí, sin necesidad de abrir la boca cada poco y expresar un deseo. Porque los deseos, en su mayoría, son los sueños de un idiota.

Yo ya no quiero nada. He aprendido que cuando llueve, llueve. Y lo mejor que puede hacer una es salir al campo y recoger almendras, con un pañuelo negro en la cabeza. La Ley de la atracción funciona, es cierto, pero no a base de pensar, de apuntar frases positivas en el espejo del baño, de andar deseando un coche nuevo, un piso nuevo, un curro nuevo, y todo eso que nos venden. Atraerás lo que quieras cuando ya no te importe, cuando hayas comprendido que tu felicidad no depende de ello. Entonces, si tienes hijos estará bien, será una alegría a celebrar, y si no, continuarás con tu vida como si tal cosa, disfrutando del sol que te dibuja pecas en la frente. Si te emparejas estará guay, con un poco de suerte pasarás la locura del enamoramiento, los primeros años, y luego te darás cuenta de que siempre has estado sola, contigo, por muchos besos que alguien te haya repartido por la boca. Si consigues un trabajo enhorabuena, todos necesitamos pasta para sobrevivir, pero no creerás que vas a ser más grande, te podrán halagar por los siglos de los siglos y seguirás siendo idéntica. El mismo misterio, la paz abisal que se extiende de tu corazón al mundo, y a la inversa.

Que nadie te engañe, no eres una mujer necesitada, ni siquiera eres una mujer. Te ves así porque te has fiado de lo que te han dicho tus padres, te has fiado de tu nombre, de tus documentos de identidad y de la historia que te repites como los loros en la cabeza. Y crees que tienes que mejorar algo, y corres hacia delante sin descanso, a ver si un día te vuelves perfecta. A ver si logras dejar de ser tan tímida, tan tonta, tan malhumorada, tan gorda y tan tú. Así que miras hacia arriba en las noches de verano y esperas a que caigan estrellas. Cierras los ojos y pides deseos, y en realidad el firmamento te la trae un poco al pairo, porque sólo quieres ver tus sueños cumplidos, los sueños que nunca, te lo aseguro, te aportarán la calma que buscas. El remanso tranquilo donde bajar los hombros, relajar los músculos de la cara y respirar. Ahora que me escuchas estás a tiempo. Mujer, estás a tiempo. No hace falta irse a un retiro, los árboles están más cerca y son más baratos. Observa. El chopo blanco que mide diez metros se agita sobre la tierra y es plata. Verde y plata profundo. Nunca se moverá de ahí, aunque le pinchen con una navaja y le pinten corazones en el tronco, nunca contemplará otros paisajes, nunca será una cigüeña blanca, y nunca podrá evitar que las palomas se le posen en las ramas y le llenen de mierda. Podrían entrarle ganas de elevar la vista al cielo y pedir muchas cosas, ¿no crees? Quiero salir de este parque, dejar de ser un viejo árbol, saber qué es eso de subir una montaña, imagínate. Pero no pide nada, ¿te das cuenta? Permanece en su sitio susurrando, sonriendo, dichoso porque es vida, y es suficiente con eso.

No sabemos cuánto nos durará el corazón. No sabemos cuándo dejará de funcionarnos la cabeza. Mi abuela un día se quedó sin memoria y terminó. Se fue de este mundo sin haber entendido nada, con su rabia y con su pena, con todo el rencor que cabe entre las palmas de las manos. Se fue como se van los ordenadores viejos, los móviles que se han caído a la piscina y los platos que se rompen en pedazos. Pasó de creerse su historia a no tenerla, y no hubo un gramo de conciencia en el camino. Tú y yo todavía permanecemos sobre el asfalto, sobre la hierba recién cortada. Que no sigamos creyéndonos esta mentira de ser personas, de tener problemas y de estar en la obligación moral de resolverlos. Que no nos olvidemos jamás de la belleza, de la inmensa belleza que nos protege el alma y nos cura. Que no nos llegue la muerte sin enterarnos, amiga. Que no nos pase la vida tan rápido como las Perseidas. Y que si todo eso ocurre, aunque nos duela, podamos aceptarlo con la mejor de las sonrisas. Como se aceptan las cosas que son bonitas del derecho y del revés.

Os mando un abrazo muy especial,
Nuria.

IMG_20150812_132421
p20150811-212554

Anuncios

21 comentarios en “DEL DERECHO Y DEL REVÉS

  1. Maria Angela dijo:

    Nuria, mujer, Lucidez, gracias por dejarte Expresar por la Verdad que no necesita nada, solo Ser, es profundo y nada, porqué la Verdad no necesita expresión…brotan las palabras y al enlazarse han ido conformando este entramado de mundo que conocemos y zas!…enlazas con lo que no tiene explicación, pero que entendemos todas…gracias Amada por el corazón.
    preciosas las fotos que tienes.
    aquí estoy, aquí estamos, para Ir Juntas y acompañarnos.

    p.s con tu permiso le mando un abrazo muy grande a una gran mujer que es mi hermana Esther, que también te sigue y que este escrito tuyo le sentará divino. Besos a todas

    • mujertaruk dijo:

      Por supuesto, María Ángela, desde ya le damos la bienvenida a este espacio a Esther, eres una más entre nosotras 🙂 Me gusta lo que dices: “la verdad no necesita expresión”, también yo lo siento así, y sin embargo… a veces necesito escribirla para honrarla de cerca. Abrazo muy muy fuerte, amiga ❤

  2. Elizabeth dijo:

    Maravilloso!! medicina directita para el corazón!, Gracias por recordarme bella Nuria, lo que realmente importa, porque sabes… es muy fácil olvidarle entre tanto bombardeo constante, y rezo, rezo mucho por saber distinguir lo valioso de lo superfluo, porque ha sido mi gran trabajo en los últimos años, desprenderme de falsos conceptos de éxito, del estatus, de la apariencia, para reencontrarme y así reencontrar mi función en esta vida… caminando por esta tierra. Que sepas que tus palabras han sido un gran refugio para confirmar mi camino. Gracias!!

    • mujertaruk dijo:

      ¡Qué bello lo que cuentas, Elisabeth! Cuánto me alegro de que estas palabras sencillas hayan podido darte fuerzas en tu nuevo camino. Será un camino hermoso, ya lo verás. No hace falta ni siquiera que reces para distinguir lo esencial de lo accesorio, ya lo estás haciendo y muy bien, además. Un abrazo de corazón 🙂

  3. anais1983 dijo:

    Hola preciosa!!!
    Sigo muchos blogs y sin embargo no soy de las que dejan comentarios. No pq no se lo merezcan sino porque los ojeo en los pocos ratos libres que tengo. Pero esta mañana he llegado a tu blog por primera vez, casi por casualidad. Y digo casi, pq estoy segura de que no existen las casualidades, todo ocurre por algo. No puedo dejar de leerte. Me veo reflejada en tus palabras, en tus sentimientos, en la mujer salvaje…
    Agradecida de que compartas algo tan tuyo. Es un gran regalo para el alma

    Mil besos de luz
    Anaís

    • mujertaruk dijo:

      ¡¡¡Anais!!!! Qué nombre tan bonito!!! Seas bienvenida a este espacio, que ya es tan tuyo como nuestro. Agradezco sinceramente que te hayas tomado la molestia de escribir, sé que todas solemos estar muy ocupadas y a veces se nos olvida. Pero hay que recordar que el motor de la mayoría de los blogs son vuestros comentarios, yo disfruto muchísimo hablando con vosotras y sintiendo que estáis cerca. Espero sigamos conectas. Besos a ti también, estés donde estés 🙂

  4. mayaria dijo:

    aaaaaaauuuuuuuu….!!! Aho hermanitaa!!

    Suspiros me han sacado tus bellas palabras…que linda medicina tienes y que por tus palabras podamos florecer..

    que tu camino este lleno de colores siempre
    Te abrazo fuerte Nuria querida..

    • mujertaruk dijo:

      Bella Mayaria, gracias mil por tus buenos deseos y hermosas palabras. Un verdadero placer sentirte aquí cerquita, a mi vera. Me encantaría tenerte en frente y poder devolverte ese abrazo así de grande. Ahó, hermanita de camino, ahó ❤

  5. alba dijo:

    Mil gracias por compartir este pedacito de autentica belleza. Senti comprender un poquito mas la vida y a mi misma. Gracias por regalarme las palabras que necesitaba cazar. Eres tremenda!!! Un fuerte abrazo 🙂

    • mujertaruk dijo:

      Guauuu, Alba, qué bonito lo que me dices, ¡me alegra tanto que estas sencillas palabras hayan podido traerte un poquito más de claridad! Para mí es un verdadero placer compartirlas y hacerlas llegar hasta vosotras 🙂 Te abrazo fuerte, guapa ❤

    • mujertaruk dijo:

      ¡Ayy mujer con nombre de desierto! Empiezo a acostumbrarme a tus maravillosos abrazos apretaos, ¡me encantan! Qué necesarios son, ¿verdad? Los abrazos digo. Un gusto compartir contigo, Sahara 🙂

  6. NuriLove dijo:

    Ay, mi princesa. No he tenido mucho tiempo para leer tus posts este agosto, he estado un poco desconectada de todo. Ya sabes que en Río no hay mucha cobertura y no tengo internet a mano, con lo cual, lo he usado lo imprescindible. Pero ahora sí, ya me pongo en tus manos, en tus palabras, las leo, las interiorizo y me encantan. Tu post de hoy me ha encantado, me he sentido muy identificada, porque este verano he sido así…… Sin desear nada, sin esperar nada, sino dejando pasar los días, el tiempo, disfrutando y empapándome de cada momento de forma espontánea, sin planearlo. Algo totalmente insólito en mi, pero que ha ocurrido, como por arte de magia. Nuria sin planificar, sin controlar, sin sentirse abrumada por obligaciones. Una Nuria relajada, descansando, viendo los días pasar y el verano pasar, los días acortarse desde el porche de su casa, mientras se regaba el jardín, con una cerveza en la mano y un libro en la otra…….. Y sin esperar nada más…… Ha sido un verano tan reparador que ni yo me lo creo….. Estoy feliz y por eso me he visto en tu post de hoy, porque no me sentía nada ni nadie, solo me he dejado llevar y he disfrutado de lo que ha venido y de lo que se ha ido, viendo los días pasar. Pero me gusta tanto leerte….. Me siento mucho más cerca de tí. Gracias, mil gracias una vez más por compartir tus palabras, tus pensamientos y tu sabiduría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s