ORO INMENSO

Estaba sentada al sol cortando champiñones. La casa en silencio, tan solo el ruido del cuchillo. Y quise escribirte esta carta. Porque últimamente lo único que hago es escribirte cartas, amiga, y novelas extrañas que empiezan en Toledo y terminan en Tarifa. Tánger, Toledo, Tarifa, no sé qué tendrán los lugares con t, pero me gustan. ¿Sabes? Es que le voy cogiendo el gusto a lo sencillo: las letras, las motas de polvo, el color crema en la pared, el puré de puerros a todas horas. Creo que es porque cada vez me preocupan menos cosas. Observo a la mujer que se cree la historia por momentos y al rato me entra la risa. Es curioso porque en todos estos años de caminos hacia dentro ha perdurado la risa. Y el dolor, que yo pensaba que desaparecería. Y la calidez tremenda del corazón cuando se observa, y se escucha, y se siente. .

Ayer iba en el vagón del metro, eran las ocho y media, plena hora punta. Y a mí desde siempre el metro me ha creado ansiedad. No puedo evitarlo. Imagínate, un pájaro bajo el suelo, y esas luces fluorescentes, y el sonido de mil cables y hierros y chispas que te asalta a primera hora de la mañana. Y tú, ser con alas, que necesitas al menos un pedazo de cielo, ver una nube, no sé, despertar despacio y callada. El caso es que sentí presión en el pecho y la respiración empezó a hacerse tan breve y superficial como los fuegos artificiales. Miré a mi alrededor. La señora que tosía más de la cuenta porque había fumado demasiado. El hombre solo, que debía de tramitar seguros de ocho a siete, un día tras otro, y así hasta la jubilación. El chico que llevaba la música tan alta, dios mío, que había dejado de escuchar el mundo. Y comprendí que todos, que todas, independientemente de lo poco o lo mucho que hubiésemos meditado, estábamos en el mismo barco. Con nuestros dolores grandes y pequeños, nuestras esperanzas y nuestras fantasías. Y empecé a respirar todo eso, aunque no fuera necesario. Empecé a respirar el cansancio de la de en frente, la alegría de la de atrás, el gigante pesar del viejo que apoyaba todos sus huesos en el bastón, a sabiendas de que cualquiera de estas noches de verano, al acostarse, la cosa terminaría. Empecé a respirar mi ansiedad, y el cuento de mi ansiedad, y la maravillosa ilusión de que soy una mujer con ansiedad. Y hermana, aquí no sé si sabré describirlo. Pero sentí el cielo en la tierra, ¡tenemos tantísima suerte, tantísima! A pesar de la marihuana, y del chi kung, y del mindfulness, y del yoga, y de las borracheras hasta las tantas, y de las fiestas sin parar, el dolor continúa. Como el más fiel de los amigos. Qué precioso, madre mía, que nos abre en canal y nos expone, que nos quita las corazas de un solo golpe, que nos ablanda y nos ama con todo el corazón. Qué necesario es el metro, quién iba a decirlo, que saca toda la mierda hacia afuera y nos confronta.

Sigo cortando champiñones. No hay preocupación que valga, es tan sencillo. Me robaron, sentí miedo, y ahora sigo llevando el bolso como quien lleva un ramillete de flores, a la vista de todo el mundo. Pasé noches en vela, las sigo pasando, me removí en la cama, me puse nerviosa, y al final desperté y pude afrontar los días dignamente. Sufrí unos instantes, me angustié al bajar al metro, y después vino la luz, porque sólo hay eso. Cualquier suceso nos reconduce a ella una y otra vez y así hasta el infinito. Así que si quieres seguir inventándote historias de miedo, debilidad y grandeza, adelante. Jamás te pediré que abraces nada. Abrazar las cosas tal como vienen no es algo que pueda hacerse de manera intencionada. Y si se hace, no se abraza, en el fondo. El abrazo ocurre, ocurre fácilmente, cuando cae el personaje que había detrás. Y entonces sucede como en la arena del desierto. Que se desploma cuando hace aire y no hace ruido. Nadie se entera, nada ha cambiado. Y hay oro inmenso.

*Por cierto mujeres, gracias a Lalita, Pedro y yo hemos empezado a colaborar en un sitio fantástico y necesito contároslo. Es una cueva llena de plantas y faldas de colores en el corazón de Madrid. Se llama Sarasvati Espacio Holístico. Hay bazar oriental, clases de danza, yoga, chi kung y todo tipo de terapias alternativas. Si os animáis, estaré en recepción los lunes, miércoles y viernes junto a Paola, que me está enseñando el oficio y es un amor. Os dejo el link para que podáis ojear la web tranquilamente: http://www.sarasvatidanza.com/

Abrazo fuerte,

Nuria.

20150815_170144

Anuncios

9 comentarios en “ORO INMENSO

  1. Mª Antonia Blanco dijo:

    Tus escritos me re-cuerdan a mí misma. En esta Córdoba no hay metro, ni falta que hace, pero cuando he ido a Madrid y no he tenido más remedio que viajar en metro, me he sentido ansiosa y deseosa de salir de aquella cueva urbana. El miedo me hacía imaginar sucesos horribles y me ahogaba la idea de no salir de aquel agujero.
    Tu relato es, como siempre, una belleza y me quedo con este párrafo: “El abrazo ocurre, ocurre fácilmente, cuando cae el personaje que había detrás. Y entonces sucede como en la arena del desierto. Que se desploma cuando hace aire y no hace ruido. Nadie se entera, nada ha cambiado. Y hay oro inmenso”.Gracias Nuria

    • mujertaruk dijo:

      ¡Ay María Antonia, no me lo puedo creer! ¡Eres de la tierra de mi madre! Córdoba está siempre en el corazón de toda mi familia, mi abuelo era de Montoro 🙂 Mmmm… todavía puedo oler los naranjos en flor!! Está claro que cada una tenemos lo que necesitamos a cada momento, lo que precisamos para seguir ensanchando el corazón, tú necesitas el barrio de la judería y yo el metro, así son las cosas, jajaja. Te mando un abrazo muy muy fuerte, mujer, GRACIAS por permitirme caminar a tu vera ❤

  2. NuriLove dijo:

    Me alegro mucho de vuestra nueva aventura Nuria. El resto de tus palabras, como siempre, llegan hasta el fondo y te hacen pensar y pensar y pensar….. Me gusta y te agradezco cómo te abres, porque me ayuda a que yo me abra un poquito más y a que cambie un poquito mi forma de ver la vida…. Voy aprendiendo un poquito más de ti con cada una de tus palabras y te estoy tan agradecida. Tengo muchas ganas de darte un gran abrazo, a ver cuando tenemos la oportunidad. Mil besos. Ayer fue nuestro santo, felicidades mi querida Nuria

    • mujertaruk dijo:

      Jajaja, yo y mis despistes con las fechas, no tenía ni idea de que había sido nuestro santo Nuria!!! Gracias por recordármelo y felicidades a ti también 🙂 Te siento muy muy bien, amiga, hasta en las fotos vuelves a parecer una niña. Te ha vuelto la sonrisa de antes y se te ve estupenda con Andrés, me alegro muchísimooo por los dos 🙂 Aisss!!! estas aventuras nuestras son la bomba, Pedro y yo en los Madriles hija, quién lo iba a decir!! Poquito a poco, ya veremos cómo se van dando las cosas, de momento estamos de lujo. Un abrazo muy muy fuerte guapa!!!!

      • NuriLove dijo:

        La verdad es q me encuentro muy bien. El verano me ha sentado fenomenal en todos los sentidos y estoy contenta y feliz. Una niña grande ja ja ja. Pues si vosotros en una nueva aventura q seguro q va genial. Mil besos mi queridisima Nuria

  3. Maria Angela dijo:

    Gracias Nuria tu nuevo post me acerca a ese espacio de Verdad, contando tus cosas cotidianas y dices una cosa importante para mi hablando de la aceptación…desde luego el personaje no puede aceptar nada, aceptar desde el personaje es solamente una palabra que te invita a veces a negar y a querer hacer un cambio de comportamiento automático para sentirse bien…Yo soy M. Angela un personaje, que me lo creo hasta la médula, y tal como te decía apuntas a ese espacio al que pertenecemos todos y que somos Uno, sin forma, sin personaje, nada…gracias por habitar este planeta y Recordar juntos ese lugar de Paz.

    Felicidades por la nueva colaboración en el centro.

    • mujertaruk dijo:

      Gracias por tus palabras y tus felicitaciones María Ángela. Efectivamente, el personaje no puede aceptar nada, ahora se ha puesto de moda en la New Age hablar sobre aceptación e impartir talleres para aprender a aceptar las circunstancias de nuestra vida, y me parece paradójico porque la aceptación ni puede enseñarse ni puede aprenderse, ocurre o no, así de simple.

      Gracias por seguir tan cerquita y abrirte a este espacio ❤ Abrazo fuerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s