LECHE Y LUCIÉRNAGAS

Cada vez menos. En serio. Con estos zapatos me sirve. Voy bien. No quiero el armario lleno de cosas. Pasé muchos años intentando parecer linda. Me dijeron que debía pintarme los ojos. Y usar sujetadores con relleno. Estaba perdida, me crié en una de esas escuelas en las que te equivocas y la profesora te pone en ridículo delante de toda la clase. Frente a un televisor que anuncia chicas Pantene cada segundo. En una ciudad en la que el mejor plan de fin de semana es ir al centro comercial a comprar ropa. Entiéndelo. Compré espejos, maquillaje, revistas… Sufrí problemas de alimentación, adelgacé y engordé, adelgacé y engordé y, en definitiva, puse toda mi inteligencia al servicio de una industria que odia a las mujeres. Ahora ya no quiero. Es decir, que si sale una arruga, lo celebro. Que si tengo acné, lo muestro. Que si un día me levanto fea y cansada, lo admito. No se acaba el mundo. Ni pierdo un gramo de valía. Soy la mujer de las mil caras, acéptalo. Horrible y bonita, joven y vieja, inocente y mordaz. No puedes dibujarme. Porque vuelo tan veloz como los pájaros y encima no existo. Me habita el aire, me pare el aire, me borra el aire.

Este otoño estoy descubriendo que la cara lavada es más hermosa. Que los pechos desnudos son más bonitos. Que da igual la 80, la 85, la 90 y la 100. Estoy descubriendo la inmensa libertad de tener tres jerséis y tres pantalones. De salir a la calle sin mirarme al espejo. Estoy cumpliendo años y me gusta. Cada vez sufro menos. Ahora cambio las palabras que ya no me sirven: seres de luz, guías del cielo, aura violeta, mentira, mentira, mentira, por otras que me hacen bien, como libélula y dignidad. Sobretodo dignidad. Que significa que ya no sonrío si no me apetece. Que significa que ya no me arranco las canas del pelo. Que significa que cuando quiero callar, callo. Que cuando me duele el cuerpo, paro. Que aprecio mi tiempo por encima de todo y por eso lo quiero libre, nutritivo y  jugoso. ¿Cómo si no voy a concentrarme en lo importante? Dignidad es también valorar y respetar la dignidad de los otros. Por eso ya no compro en los chinos, ni me visto con ropa que tejen esclavos. Prefiero las fruterías locales, las tiendas a granel, las camisas de lino y las bolsas de papel reciclado. Porque los cambios empiezan siempre por lo pequeño. ¡Ay amiga! Estoy descubriendo que, si reduzco al máximo mi consumo, no tengo que trabajar tanto para pagar tantas cosas. Lo que significa que dispongo de más tiempo para mí. Para leer, nadar, tomar el sol, escribir, escribir, escribir.

Además, voy a mudarme. ¿Te lo había dicho ya? A una casa vacía que está a tomar viento. A ver si entre el viento y el aire se me agrandan las alas. No pienso colgar cuadros, ni tapices, ni nada. Necesito austeridad. Paredes blancas. Desierto. Vacío. Estoy haciendo planes porque me largo, muy pronto. Algún día tendré hijos, ¿sabes?, y no nacerán aquí. No sé, creo que es una decisión que toda mujer debe tomar. ¿Hijos- liebre o hijos-caracol? Hijos-caracol, sin duda, que sepan ir lento por la vida. Hijos que no tengan que ir a los parques. Hijos que encuentren bosques y campos por doquier. Que amasen el pan entre sus manos diminutas, que manejen arcilla. Hijos que a los tres añitos no tengan que estar en la escuela, rellenando fichas sin parar. Porque la infancia se merece otra cosa. Que sabe más a luz y aire, a miel y tierra, a leche y luciérnagas.

Recuperar el timón de este barco. No gastar dinero en talleres. Abandonar la New Age. Y el consumismo verde. Y la farsa. Y todo. Dejar de alimentar empresas que utilizan petróleo. Que esclavizan personas. Que emplean animales para sus pruebas. Hacer los bizcochos en casa, fortalecer las redes de apoyo gratuitas, pasar de ir al gimnasio. Acudir más a la iglesia, a la orilla del mar, a la alta cumbre. No hacernos tantas fotos, ni aparecer tanto en Facebook, ni contar los “me gusta”. Si algo estoy aprendiendo de los niños de mi clase es que es mejor ser sinceros. Ir con el corazón al aire. Si hemos pegado a fulanito, lo reconocemos. Si echamos de menos a nuestros padres, lloramos. Si mentimos, lo decimos. Con toda la tranquilidad del mundo, oye, peores cosas se habrán visto. Si algo estoy aprendiendo es que no importa si un día Paula se mea encima. No importa si la profesora lleva los pantalones pesqueros. No importa si tartamudeamos y se nos nota, si nos da vergüenza y no queremos hablar delante de los compañeros. Aquí estamos todos aprendiendo de continuo. Humanos- gaviota que mudan las plumas. Una y otra vez y así hasta el infinito. Hasta que Mamita, con su bondad y su gracia, decida poner fin a esta espiral. De cuentos y voces y luces.

Hasta la próxima,

Nuria.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Anuncios

32 comentarios en “LECHE Y LUCIÉRNAGAS

  1. Marian dijo:

    La belleza está en nuestro interior y tu eres bella, por dentro y por fuera. y además eres exquisita cuando escribes, porque eres sincera y eso se nota. Sigue así ….siendo tan bella y escribiendo tan bonito que sabe a poco!…un beso Marian

    • mujertaruk dijo:

      Gracias por el apoyo, Marian, a veces, cuando una está empezando en esto de compartirse al mundo, son necesarias las palmaditas en la espalda. Un honor y un placer tenerte tan cerquita. Abrazo fuerte, mujer 🙂

  2. Pequeña dijo:

    ¡Hola bonita! Me encantan tus palabras, me llegan al alma y al corazón. Leerte me reconforta, me llena de alegría ver que existen mujeres empeñadas en vivir sin tener la necesidad de hacerlo tras capas y capas de maquillaje, de cargar con bolsas de ropa nueva continuamente, de poner filtros a las fotos no vaya a ser que se nos vea al natural… Y con ganas de vivir de forma sencilla y simple, disfrutando de los pequeños placeres, que al fin y al cabo, y en mi opinión, son los importantes.

    Una vez escuché a Pepe Mujica decir que cuando compras algo no lo pagas con dinero, sino con el tiempo que tuviste que gastar para conseguir ese dinero. Ni que decir que estoy totalmente de acuerdo. Y eso es algo que tenemos muy en cuenta en casa, no nos gusta el consumismo, damos prioridad a lo básico y disfrutamos con lo menos posible. Los fines de semana damos siempre largos paseos por la casa de campo, que la tenemos al ladito de casa. Vemos una peli con manta y té en el sofá. Horneo algún dulce porque me encanta cocinar. A veces con el buen tiempo vamos a la sierra. Visitamos amigos, en verano comemos gazpacho y tortilla en el patio de mi suegra. Reímos mucho. Mi pareja y yo nos besamos, en casa hacemos el amor. ¿Para qué queremos más? Si ya lo tenemos todo.

    Espero que te vaya genial en tu nuevo hogar. Seguro que eres muy feliz. Yo lo soy desde que hace año y medio decidí cambiar de vida y arriesgarlo todo por amor. Ese amor me hizo cambiar de ciudad para vivir junto a mi compañero de vida, mi marido desde hace unos cuatro meses. Juntos queremos formar una familia, y educar en el amor. Queremos tener cachorros a los que yo pueda amamantar, querer, cuidar. Y que horror imponer tan pronto la escuela. Te cuento una anécdota: hace poco estuvimos visitando a mis padres en Sevilla. Y con ellos vive mi sobrino, de 2 años. Estuvimos una mañana desayunando fuera, fuimos al mercado, etc…nos encontramos muchos vecinos, amigos y conocidos que cuando lo veían con nosotros entre semana, se sorprendían de que no fuese a la guardería. Uno tras otro iban haciendo comentarios. Yo me quedé muy sorprendida, hasta que me enteré de que la guardería es gratuita allí. Aun así flipé. ¿Que prisa hay para separar a un niño de sus padres? Aun no suponiendo un gasto extra, ¿que necesidad hay? ¡Ah! Se me olvidaba que vivimos en un mundo capitalista, que lo importante es producir y trabajar, y que los niños pequeños son un estorbo para eso.

    Por eso, aunque mis amigas no me entiendan, yo voy a quedarme en casita para criar a los míos. Por suerte puedo elegirlo, en casa es lo que pensamos, preferimos no tener grandes lujos pero sí todo el tiempo del mundo. Y me dicen que qué haré si luego quiero incorporarme al mercado laboral habiendo perdido años de experiencia. Que si hago eso no seré una mujer liberada, feminista, progre. A mi me dan igual las etiquetas, solo la felicidad y el amor. Así que sigo mi corazón y soy feliz de poder cuidar de mi hogar, de mi marido, de mi gata Lupita y de mí misma. Y esperamos que pronto, de alguien más. Estamos deseando estar en estado de buenaesperanza.

    Te mando un abrazo, muchas gracias por tus bonitas palabras.

    • mujertaruk dijo:

      ¡Ay Pequeña! ¡Cómo me resuena todo lo que dices! Me encanta saber que cada vez hay más mujeres que anteponen su tiempo a la economía. José Mújica es uno de los pocos hombres pequeñitos y la vez inmensamente grandes que nos quedan en la política. Con su chándal, su viejo coche, sus perros y sus flores da una lección de vida inmensa y necesaria. En realidad, necesitamos bien poco para tirar adelante.

      Enhorabuena por ese matrimonio y por esas decisiones, y mis mejores deseos. Ya verás cómo la bienaventuranza no tarda en llegar. Una vez leí que la primera revolución de la mujer había sido salir de casa y acceder al mercado laboral; y que la segunda revolución sería la de reconquistar el hogar y abandonar la empresa. Puede que ambas estemos en ese camino. Lo importante es mantenerse sin miedo y CONFIAR.

      Abrazo fuerte, amiga, seas siempre bienvenida a esta casa ❤

  3. fridamariaalvarez dijo:

    Buen día, Núria:

    Sólo quiero decirte que leer tu texto me ha sentado de maravilla. Mientras iba leyendo cada línea me invadía una sensación mezcla de liberación y alegría. Gracias.

  4. Maria Angela dijo:

    Gracias Nuria por tu reflexión y tu apuesta, eres ejemplo de sencillez y dirección.
    Cuando vamos soltando esas cosas que creemos “necesitar” para ser algo,se nos abre la puerta a una alegría interna de ser completos ya. …Dios no pide nada, sólo Es.
    Gracias a la Vida.
    y a todas por compartir este espacio tan bello dedicado a la Chispa…

    • mujertaruk dijo:

      Sí, María Ángela, todo estilo de vida es una apuesta, y lo bello es que esa apuesta vaya siendo cada vez más consciente y libertadora. Gracias por tus maravillosas aportaciones en el blog a lo largo de este año, ha sido un placer caminar contigo de la mano 🙂

  5. belenborre2015 dijo:

    Vivan los nómadas por naturaleza. Los eternos vagabundos externos a todo.
    Los que no admiten restriccion social ninguna. Los que solo acatan el respeto a sí mismos y al projimo.
    Cómo os admiro …! a los que conseguís construir un puente que una lo prosaico de una ocupación empresarial con lo sublime de una llamada.., de una vocación… Que dificil es esto..
    Los que con el alma impasible a las florituras de su cuerpo y con el corazón lleno de gozo, caminan decididos hacia el altar invisible en el que cada vez se necesitan menos cosas.

    Y es que, proclamar lo divino exige entregarse casi por completo a lo divino e inmolarse totalmente.

    • mujertaruk dijo:

      Qué razón tienes, Belén, y qué bello lo expresas!! Ante todo, estamos aquí para seguir esa Llamada, el resto de cosas son secundarias y además no nos salvan. Lo importante es estar atentas a la voz de adentro y seguirla. El coraje y la decisión vienen después. Abrazo fuerte fuerte, bonita, gracias por tu apoyo durante este año 🙂

  6. Rosa Matte dijo:

    Que belleza Nuria! Como me gusta leerte!!! Que bello camino el tuyo, el nuestro, pura magia y consciencia, puro amor y belleza. Te cuento que estoy pronta a ser madre de mi primer hijo, leer tus palabras me resuenan en la verdad que todas llevamos dentro, por eso me vine a vivir a la montaña, por eso solo trabajo algunas horas en una escuela dejando de lado el “éxito”, gracias infinitas por recordarme quien soy, al mostrarte tu tan digna y desnuda.
    Infinitas bendiciones para ti hermana.

    • mujertaruk dijo:

      Qué bonito momento, Rosa!!! Un pequeño en el vientre, una montaña en la ventana, y una escuelita bajo los pies. Lo imagino con todo lujo de detalles. ¡¡Viva tú, y vivan todas las mujeres valientes que, día a día, toman decisiones semejantes!! Porque este cuento que nos han contado es una mentira larga y despiadada, y porque ya ha llegado el momento de cambiar el orden de las cosas. Te abrazo bien fuerte, Rosa, bendiciones para ti y el nuevo ser al que esperas ❤

  7. NuriLove dijo:

    Divino post, una vez más. ¿Te mudas? Tengo que llamaros para que me contéis qué tal os va, aunque creo que muy bien, llenos de dicha y felicidad, lo cual me hace realmente feliz. Qué bonito todo lo que estás aprendiendo, sobre todo de los niños, que son inocencia pura, hasta que se intoxican de esta sociedad en la que vivimos. Ole por tí, por tus nuevos proyectos de vida. Un fuerte abrazo.

    • mujertaruk dijo:

      Gracias Nuria por tu apoyo, eres un tesoro de mujer. La verdad es que no es todo dicha y felicidad en nuestras vidas, si así fuera nos habríamos convertido en dos personas insoportables, jaja. Hay momentos para todo, y eso es lo bello. Vivir la pena y la alegría con equilibrio y serenidad. Abrazo fuerte, preciosa, mis mejores deseos para el nuevo año 🙂

  8. Mapi dijo:

    Querida Nuria,
    Te leo siempre y, sin embargo, nunca te escribo, leo deprisa, al cabo el rato o de los días pienso y vuelvo a leer, pero nunca encuentro tiempo para escribirte bonito.
    Hoy me has llegado al alma, no puedo estar más de acuerdo contigo, tienes razón en todas y cada una de tus palabras.
    Gracias por liberarnos de pensamiento, de hechos es más díficil, pero tu semillita crece y crece en nuestro interior y algún día, seguro, saldrá a la superficie.
    Mil gracias Nuria.

    • mujertaruk dijo:

      Mapiiii!!!! Me alegra infinito poder ponerte nombre al fin!!! Sé que hay muchas lectoras que nunca escriben, y es motivo de celebración para mí que, poquito a poco, os vayáis animando a presentaros. Un verdadero placer poner palabras a lo que muchas de nosotras sentimos tan hondo. Abrazo fuerte y feliz año!!!!

  9. Noelia dijo:

    Y si te vas a tu casa de luz y vientos, yo te enviaré cartas con plumas e hilos rojos, y te contaré de mis gallinas que salen a pasear todos los días y juegan entre la hierba. Te contaré de las pequeñas cosas que captan mis sentidos, y que a veces apunto en una pequeña libreta de colores y magdalenas. Y te contaré, y te cuento de lo que está cambiando en mi, en ti, y como gallinas pastaremos y sonreiremos entre el verde, llenas de amor y músicas. Un abrazo hondo de almas, plumas e hilos rojos.

    • mujertaruk dijo:

      ¡¡¡ Aisss, la mujer más poética de este espacio!!! Es sencillamente maravilloso leerte, haces magia con las palabras y las canciones. ¡Qué curioso! Eres como mi madre, siempre con sus libretas pequeñitas para apuntar inspiraciones. A mí me gustaría, lo he pensado muchas veces, pero luego siempre salgo de casa a todo correr, como los perros, y se me olvida llevarme alguna hoja para anotar. Suelo inspirarme cuando no tengo dónde escribir, así que me quedo con la idea en la cabeza, y la voy madurando hasta que llego a casa. Un desastre, jeje, pero así funciono.

      Preciosa canción, por cierto, no conocía a este grupo, pero la letra y el ritmo resuenan mucho con este espacio. Una joya más que queda aquí colgada y compartida para que todas las mujeres puedan saborearla con fruición.

      Por cierto, adoro a las gallinas ❤ Abrazo fuerte fuerte, bella mujer, bendiciones para el nuevo año que entra 🙂

    • mujertaruk dijo:

      Maitetxu guapaaaa!!!!! A ver si nos vemos, mujer, ya me dijo Pedro que os vio muy bien a Alex y a ti:) Me alegré mucho. Te mando los mejores deseos para el nuevo año, ojalá lo empecemos con calma y lucidez de la buena ❤

  10. ester dijo:

    Yo nose quien eres, pero te leo y te releo, porque tus palabras me dan fuerza.
    Porque a veces, cada vez mas a menudo, recuerdo que estar sola es algo bonito, porque sabes que en realidad estas acompañada de quien tu quieres.

    Gracias por poner palabras sencillas y sinceras a la vida misma.

    Abrazo fuerte

    • mujertaruk dijo:

      Esther, preciosa, yo tampoco sé quién eres tú, pero supongo que ahí es donde está la magia. Sólo por el hecho de que mis palabras te den fuerza, ya merecen la pena todas las horas detrás del teclado. Seguiremos escribiendo, bella mujer, para que todas podamos apoyar este nuevo y brillante renacer. Abrazos mil 🙂

  11. Nahia dijo:

    Queridisima mia: siempre das en el clavo! Me alegro de ese cambio, estoy segura de que será algo super positivo! Mucha suerte ! disfruta! te abrazo fuerte-fuerte!

    • mujertaruk dijo:

      Nahia!!! Si es que me faltabas tú!!! ¿Qué tal sigues?, ¿cómo va todo? Espero que continúes feliz, bella mujer, aprendiendo cada día más y más. Las palabras se las lleva el viento, así que quedémonos con la esencia de lo que aquí se dice. Que dice mucho más que yo. Abrazo fuerte fuerte pa tu tierra!!! y bendiciones para el nuevo año!!! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s