DE PAISAJES INTERIORES

Sople el viento del norte, sople el viento del sur, haya ruido, huracán, abismo, tormenta, siempre me sorprendo caminando hacia Ti. El de los mil nombres. Y las manos extendidas. Y el perdón, y el perdón, y el perdón. Últimamente el viento me arrastra a tus pies, y eso que caen copos de nieve y chuzos de punta a la contra. Y eso que el tiempo está minando mis fuerzas, y el pulso me late lento, ahogado, enfebrecido. Intento hablarte, de veras, pero no puedo. Me siento pobre, mi Dios, terriblemente parca en palabras, escasa en respuestas, silenciosa por dentro. A veces pienso que este vacío me está matando. Y ya no sé si asustarme o alegrarme por ello. Este sol que calienta es para Ti, es lo más valioso que puedo darte en este momento. La esfera celeste, el brillo dorado, el último resplandor de la tarde. Porque luego se hará de noche, y volveré a quedarme callada. Sin saber qué decirte, a Ti, el Inmenso.

En mi corazón hay un anhelo. Que solamente Tú bien conoces. Y ese anhelo es tan grande, Señor, tan grande, que todo lo demás se queda corto. Como briznas de paja en la boca del asno. Recorro las calles encendidas por Navidad, y veo juguetes y ropa y belenes y estrellas de neón. Ninguna de esas luces alumbra tan siquiera una esquina de mi alma. Me rodeo de mi familia, a la que amo sinceramente, por cierto, y ninguno de sus abrazos, de sus afectos, de sus regalos, me salva. Ni las palabras de aliento de mi chico, ni las meriendas compartidas, ni – fíjate lo que te digo- las noches en que apoyo la cabeza en su pecho mientras suena esa música extraña que tanto nos gusta. Lo valoro, por descontado, lo valoro un abismo, es sólo que no me basta con eso, no me alimenta hasta el fondo. Sólo Tú, mi Dios, con tu tierna sonrisa, con tus silencios, con tus árboles hermosos, y tus pájaros pequeños, me rescatas. De este valle al que he ido a parar. De esta llanura que más sabe a pregunta sin responder, a enigma misterioso, y a espera prolongada, que a alegrías y cantos y turrones.

Cansada de vagar por el mundo con mis torpes sandalias, me quedo en el lugar donde nací. Es decir, en mi pueblo, en mi trocito de tierra, en mi campanario, y mis olivos, en mi mañana junto al puente que cruza por el agua y es casa de gaviotas. Por algo decidiste alumbrarme aquí, Señor, concederme estos paisajes. Puede que sea necesario viajar a Ítaca para luego darse cuenta de que el mayor reto, la mayor de las batallas, se libra siempre en casa. Siempre dentro. Siempre a solas. Puede que lo más difícil, después de todo, sea aceptar nuestra propia pequeñez, nuestra vulnerabilidad suprema, nuestro vacío sin fondo, nuestra continua necesidad de Ti. Nos creaste pequeños, Señor, tan pobres e imperfectos, tan sin pelo y sin plumas. Y nos lanzaste a la vida, generoso, contento de que tus hijos poblaran la tierra. Pero ahora dime, dinos, qué podemos hacer con estas manos. Qué podemos hacer con esta envidia, con esta tristeza suave, con este temblor de piel, con este hueco pronunciado que nos crece en el fondo.

Guardo silencio y me hablas, como siempre lo has hecho. Y respondes que el cielo está abajo. Con los niños, las lagartijas, las mujeres diminutas y los frágiles hombres. Que no es como nos lo han pintado, que no hay ángeles celestiales, ni señores con barba, ni muertos vivientes. Hay cuervos, petirrojos, personas que se han mirado y remirado hasta que han visto su propia pequeñez. Y hecho esto, no han huido, no se han dado a la fuga. Sino que, por el contrario, se han quedado. Aterradas, sí, extrañadas, también, confusas, malheridas, en paz. Porque se puede estar malherido y en paz al mismo tiempo. La luz no es para los sin mancha, al fin, para los semidioses, sino para todos nosotros. Humanos que aprendemos, que andamos perdidos, que odiamos todavía, que sufrimos aún, que cada vez menos, cada vez menos, cada vez menos. No hay que apenarse, por tanto, está todo previsto. El vacío, la pobreza de corazón, la ruina, y la sequía serán nuestros tesoros. Los que nos permitirán caminar a ciegas, madurar los frutos y florecer. Como lo hacen las hojas de los árboles quemados.

Con cariño,
Nuria.

amarillo

tierra

amarillo-dos

Anuncios

17 comentarios en “DE PAISAJES INTERIORES

  1. Maria Angela dijo:

    Querida Nuria, gracias por escribir y por tus palabras sentidas de corazón, estaba ya con ganas de desearte una Navidad dichosa y llena de confianza.
    Me apetece compartirte unas lineas de UCdM cap15 ,XI

    “El símbolo de la Navidad es una estrella: una luz en la oscuridad. No la veas como algo que se encuentra fuera de ti, sino como algo que refulge en el Cielo interno, y acéptala como la señal de que la hora de Cristo ha llegado. Cristo llega sin exigir nada. No le exige a nadie ningún tipo de sacrificio. ”

    Para todos, mis deseos de paz y alegría en el corazón.
    Besos y cariños.

    • mujertaruk dijo:

      María Ángela!!!! No sé si llego un poco tarde, pero GRACIAS y FELIZ Navidad para ti también. Ojalá hayas comenzado esta nueva etapa con ilusión y equilibrio 🙂

      Un curso de Milagros ha supuesto un antes y un después en la vida de muchas personas. Hay pasajes maravillosos y, sin embargo, yo no he conseguido pasar nunca de los primeros capítulos. Aún así, muchas de las cosas que dice resuenan a verdad.

      Gracias por haber compartido tu tiempo generosamente con nosotras durante el pasado año. Espero seguir sintiéndote muy cerquita, mujer. Por que tus días estén siendo nuevos, maravillosos y luminosos.

      Abrazo fuerte, preciosa!! ❤

      • Maria Angela dijo:

        Gracias a ti por compartirte con nosotros…entiendo lo que sucede a muchos con el Curso, a mi también me sucedió, pero no hay prisa, los velos caen cuando nosotros ya no los sostenemos con el miedo, y solo lo Real emerge que es el Amor..si alguna vez quieres que te cuente un poco más escríbeme al email…
        Abrazo grande bonita Nuria.

    • mujertaruk dijo:

      Qué palabras más sencillas y más bonitas, Elisa, GRACIAS de corazón. ¿Sabes? También yo me reconecto cuando escribo. Pararme unas horitas delante del ordenador y ordenar todo mi mundo, y el vuestro, me ayuda a volver a casa. Gracias, gracias por tu presencia, mujer. Abrazo fuerte desde aquí!!

    • mujertaruk dijo:

      Saharaaaa!!!! Serás una de las pocas mujeres de este espacio a las que puedo poner cara!!!! Me parece maravilloso haberte conocido así, tan de repente. ¿Sabes? Nos vimos al lado de una de mis plazas favoritas de Madrid, junto a las flores de Tirso. Me resulta bonito, no sé. Yo también te deseo cosas bellas, Sahara, ojalá nuestros caminos se vuelvan a cruzar 🙂

  2. NuriLove dijo:

    Nuria preciosa, gracias, una vez más, por abrirte a nosotros, por compartir tu sentir con nosotros, con esas palabras, con esa forma de expresarte que sólo encuentro en ti. Esta época pasará, como todas, se irá con el viento y vendrán tiempos mejores en los que la energía fluya por tu cuerpo a tope y se te pase esta melancolía en la que estás inmersa. Mil besos preciosa que te los mereces todos y más. Disfruta también de esta melancolía, aprende de ella y poco a poco vete saliendo hacia la luz. Eres adorable y preciosa y soy muy dichosa por haberte conocido. Un gran abrazo que espero ayude en tu consuelo un poquitín.

    • mujertaruk dijo:

      Nuriaa!!! Bonitaaaa!!!! Feliz año nuevo!!!! ¿Cómo sigues?, ¿qué tal habéis pasado las Navidades? Te veo espléndida en las últimas fotos!!! Intuyo que algo ha cambiado en ti 🙂 No sabes cuánto me alegro, amiga, te lo mereces!!!

      Yo estoy bien, son épocas de movimientos hacia dentro, nada más. Estoy acostumbrada y en el fondo me gusta. Me siento más yo que nunca. Gracias por comentar, sé que andas escasa de tiempo. Te deseo muchísima ilusión y muchísima calma!!!!

      Abrazo fuerte guapa 🙂

      • NuriLove dijo:

        Hola preciosa!!!! Feliz Año Nuevo a ti también. Bueno pues ahi vamos poco a poco, estas fechas son un poco raras para mi y me encierro en mi caparazon. Muchas gracias por tus palabras, eres un cielo. Cambios no ha habido o yo aún no los he percibido…. Ojala los haya…. Tu si q andas escasa de tiempo, eres una maquina. Tengo un montón de ganas de veros. Mil besosa los dos, q os quiero un montón

    • mujertaruk dijo:

      Pues sí, Maitetxu, pues sí. El tiempo acompaña. Hoy se ha levantado una tormenta!!! De esas que mueven y remueven los mundos interiores!! Es una maravilla. Tengo muchas ganas de verte, y te lo digo de verdad. Me apetece mucho sentarme contigo en la playa y hablar tranquilas. Te siento cerca, no sé… Te deseo muchísimo equilibrio y muchísimo bien para esta nueva etapa que comienza. Abrazo especialmente fuerte, Maite ❤

  3. maiteikaran dijo:

    Gracias Gracias Nuria!! Respondo con retraso. Aquí el tiempo está muy raro, no termina de entrar el invierno, vientos fuertes del Sur. Avisame cuando vengas sí!!! Y nos sentamos en la playa a hablar tranquilas. He invocado a la Coherencia para el 2016, que así sea!! Abrazo del Alma!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s