LA NATA Y EL CORAZÓN DE LOS NIÑOS

Lo que más me gusta del mundo es el mundo. Y tu sonrisa, los domingos por la tarde. Cuando el sol resbala por las hojas. Y aún no ha llegado la primavera. Por eso cuando sonríes en el mundo podría estallar de felicidad. Ser como uno de esos pájaros que desaparecen en el firmamento, de puro gozo. Porque quieren seguir subiendo más y más alto. Hacia las estrellas. Un día voy a cogerte de la mano y nos vamos a fugar, niña querida. Tú, yo y tu padre. Nos vamos a fugar donde el mar suene más fuerte junto a la cama. Donde podamos andar descalzos día y noche, como los gatos. Donde puedas criarte como las pequeñas criaturas. Lagartijas, salamanquesas, gorriones. Con el pecho al aire y la espalda apoyada en la pared que se raja. Vamos a irnos al campo, enanita, donde sea posible masticar almendras amargas. Donde la puerta de nuestra casa pueda permanecer abierta, cálida, disponible. A todo el que quiera entrar y tomarse un café con leche. Porque adoro que nuestra casa huela a café con leche, ¿te lo había dicho? No digas nada, niña. Que yo te invento los cuentos que tú quieras.

Ayer estabas jugando. Me hubiera tirado las horas mirándote. Nunca me cansaré de mirarte, ¿me oyes?, nunca. Aún cuando empieces a decir palabrotas y te hagas un piercing en la nariz. Te miraba y pensaba que me daba pena, ¿no?, que crecieras aquí, entre el cemento. Y que casi no pudieras verme, todo el día trabajando como estoy. Y que tuviéramos que ir al supermercado, a hacer la compra como los demás. En vez de arrancar los calabacines del huerto. Te miraba y sentía que tu brillo se apagaría en unos pocos años. Cuando tuvieras que ir a la escuela y te empezaran a mandar deberes absurdos. Dos más dos cuatro. El número pi. La raíz cuadrada de ciento ochenta y nueve, los Reyes Católicos y sus líos, tonterías, tonterías, tonterías. Entonces me descubrí apretando los puños. Igual que lo hacía cuando iba al colegio. Apretaba los puños porque no quería hablar cuando el profesor me señalaba con el dedo. No quería salir a la pizarra cuando me obligaban, ni repetir las mismas cosas que venían en el libro de memoria. Apretaba los puños porque odiaba la luz artificial. Aquellos focos gigantes y amarillos que nos hacían abstraernos del cielo limpio. Del cielo azul, de las nubes blancas como el algodón, como la nata, como el corazón de los niños. Apretaba los puños, en fin, porque era un pájaro, como tú, y aquello era una jaula.

No quiero jaulas en nuestras vidas. No quiero verte apretar los puños. No quiero apuntarme a bailes de salón con tu padre sólo porque se nos ha acabado la pasión. Porque estamos estresados, y la única actividad que hacemos juntos es ver la tele por la noche. No quiero ir al videoclub, ni adoptar un perro porque me aburro, ni comprarle jerséis como si fuera una persona y pudiera darme el cariño que necesito. No quiero tomar más pastillas. La ansiedad no es natural, es consecuencia del ruido. De la máquina que taladra las aceras. Del metro, el maldito metro en hora punta. Las multitudes. El humo de esta ciudad que se te mete en los pulmones y te arruina por dentro. Enanita, vamos a irnos. Ya lo sabes pero te lo digo. Y no todo será gloria. Habrá momentos difíciles. Tendremos que repartir el pan entre nosotros, cavar la tierra, plantar semillas. Rezar y agradecer porque, a pesar de la pobreza, no nos faltará de nada. Mamita nos cuidará siempre. Todas las aguas de la tierra, las frutas jugosas, los árboles que dan sombra en el verano, le pertenecen. No hay que temer, somos sus hijos. ¡Ay niña querida! Se te rizarán los cabellos con el salitre. Tomarás queso de cabra. Te partirás las uñas cuando escarbes en la arena. Vivirás como siempre vivió el hombre, la mujer. Vivirás como nunca tuvimos que alejarnos. Ya verás qué bien, enanita, ya verás qué bien. Porque lo más hermoso del mundo es el mundo. Y del mundo, tu sonrisa. Los domingos por la tarde.

* Basado en la novela que estoy escribiendo*

Con cariño,
Nuria

d9604778a7bc675279363d3fa4d22aee

59a206aed28e9b14d45cfb5c4122f163

casa-de-joros1

*Fotos de Pinterest*

Anuncios

19 comentarios en “LA NATA Y EL CORAZÓN DE LOS NIÑOS

  1. Maria Angela dijo:

    Que Bello mi querida Nuria!
    quiero perseguir este sueño!, me hace feliz, la simplicidad, la honestidad,
    Vamos a por ello, sin miedo, conscientes, celebrando cada momento la Vida.
    ¿Cuando darás a luz este libro,? hay que celebrarlo!!
    Gracias por compartirnos tu gestación preciosa…
    Amor y solo Amor para Todos….

    • mujertaruk dijo:

      El libro se está haciendo de rogar, María Ángela, pero va saliendo poco a poco. Mi idea es tenerlo para finales de verano, crucemos dedos 🙂 Tus mensajes en este blog sí que son pura belleza, me encanta tu energía y tu toque en este espacio, GRACIAS por continuar ahí 🙂

  2. NuriLove dijo:

    Ummmmm, muy bonito…. La verdad que se ha ido estropeando todo con esta sociedad en la que estamos inmersos…. Qué lástima…..
    Qué ganas tengo de que tengas ese libro terminado y poder empaparme de él.
    Un abrazo mi querida Nuria y espero con ganas tu próximo post.

    • mujertaruk dijo:

      Bueno Nuria… esta sociedad en la que estamos inmersas en realidad está formada por personas como tú y como yo, con nuestras luces y nuestras sombras. Hay que mirarse siempre, y ver que nuestro interior se proyecta fuera, ¿no crees? 😉 Espero que hayas pasado una Semana Santa estupenda!!! A ver cuándo subimos para el País Vasco y nos damos una vueltita los tres. Abrazo muy muy fuerte y todo mi cariño para ti y para Andrés 🙂

      • NuriLove dijo:

        Tengo muchas ganas de veros la verdad, yo he pasado una semana santa regular pq he vuelto a coger gripe y me esta atacando mucho pero bueno, un beso gordo

  3. belen borreguero dijo:

    ¿ Cómo lo haces ?
    Escribir cosas tan grandes en palabras tan sencillas.
    Llegar tan lejos sin dar acelerones..
    Subir tan alto ..con sosiego…sin vértigo.. sin mareo ..sin alardes..sin espectacularidad ninguna.

    Me lo propongo …y me sale al revés.
    Me asoma la exageración.. el exceso….la hipérbole en cualquier cosa que intento plasmar.

    No sé transmitir la grandeza de una idea o de una reflexión así….
    …. sin más.. como tú.

    Còmo te admiro Maestra de todo lo bueno. !

    • mujertaruk dijo:

      Lo ideal es leer poco, Belén, leer poco y sencillo. Siempre me han gustado las escritoras y los poetas que escriben tal y como hablan, y yo creo que a base de leerlos… algo se pega. Pero lo importante no es tanto el estilo o la técnica como la sensación que queda en el cuerpo después de escribir. Si una se queda relajada y en paz… ¿no da un poco igual si lo escrito es bueno técnicamente hablando o no? Abrazo fuerte sirena!! 🙂

  4. belen borreguero dijo:

    Del cuaderno amarillo.

    Me enseñaste ante un árbol sin hojas..el rigor de sus tallos.

    La semilla que está oculta.., brotando.

    Y ante el balar último y esquilas de plata.. me enseñaste a gozar lo divino que encierra la vida..

    Traes a mi ser el sosiego del que siente poesía..,y sabe sólo darla.

    Gracias.

  5. Maria Angela dijo:

    Nuria! me encanta re-leerte…después de un día intenso, tus escritos me trasmiten simplicidad y frescura, vi de nuevo tu meditación..que bonita! cuando tengas tiempo deleitanos con otra aunque sea mas corta…jeje…
    Abrazo Bella…. y Feliz primavera!!!

    • mujertaruk dijo:

      Ayyy María Ángela!!! si yo te contara lo que significa para mí esta canción!!!!! La melodía me gusta, pero sobre todo sobre todo me gustan ellos. Como pareja y como seres humanos. Me encantan las miradas que se dedican durante el vídeo 🙂 Tomo nota de lo que me pides y me pongo a ello en las próximas semanas. En el siguiente post os prepararé una nueva meditación, claro que sí!! ¿Te gustaría sobre algún tema concreto? 🙂

      • Maria Angela dijo:

        No sabría decirte Nuria…algo te inspirará…gracias por apreciar la sensibilidad de esta pareja y la expresión de Su amor con la música.

        chao preciosa.

  6. Celia dijo:

    Mujer Taruk…Nuria,…

    Desde hoy me tienes postrada a los pies de tu blog, porque en él he hallado la medicina que andaba buscando… Pues en tus palabras me he encontrado a mí misma; me han devuelto el alma al cuerpo, y me he sentido acompañada por cada una de tus evocaciones… Y encima éste, con alma de nata y niña, lo has adornado con fotos de la tierra que me vió nacer hace ya 40 años…y que siento como 40 lustros en los que no he dejado de apretar los puños…y ya las uñas me asoman por el envés de la mano… Un abrazo inmenso desde ese Sur de las fotos…

    • mujertaruk dijo:

      Qué suerte la tuya, Celia querida!!! Inmensa tierra la que te vio nacer, qué suerte y qué fuerza inmensa debes llevar en tu sangre!!! Me alegra infinito sentirte aquí, con nosotras, curando tu alma de mujer. Estamos todas en el mismo barco, en el mismo camino, afilando las uñas para atacar. Abrazo cálido, bella ❤

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s