EL PERRO COJO DE PEPE MÚJICA

No sé callarme. Soy una persona educada, pero no sé callarme. Lo confieso. Ya me lo decían en el colegio. Es como ahora, ¿no?, que no sé por qué te estoy contando esto. Con el ordenador encendido, el plato de macarrones y las golondrinas sobre el tejado. Supongo que yo también tengo un sueño. Como John Lennon, pero al revés. Un poco al revés. Quiero decir que no me parece eso de estar tiradas en la cama, con el cartel de Peace al fondo y las gafas de pasta. La paz es necesaria, por dios, cómo decir lo contrario. Sólo que no tiene nada que ver con cantar todo el día, dormir, conceder entrevistas, tener dinero en el banco. Hace falta hacer cambios. Porque la gente se está echando a Alemania, ¿entiendes?, jóvenes de veinte, de treinta años, con carreras universitarias, sirviendo cervezas en Alemania. Niños aprendiendo chino a la fuerza, políglotas a los quince meses, dice el cartel, ¡y una mierda! Mujeres que abandonan su pueblo, su Perú verde, amado, cálido como el corazón de las montañas, para venir a la España prometida. A cuidar de las abuelas que no queremos, que no sacamos en la tele, que ocultamos debajo de la alfombra

La basura nos está llegando hasta el cuello. Y no es asunto de los demás. De las grandes compañías, de las empresas, de Coca Cola. Es cosa tuya y mía, que compramos las fresas en bandejas de plástico. Y viajamos en avión cuando nos place. Y usamos compresas que contaminan el suelo, que contaminan el cuerpo, que hacen sucia la sangre que no es sucia en absoluto. A veces me imagino a los osos polares nadando entre compresas. El ecologismo es un eslogan. Que queda bonito si lo llevas puesto en la chaqueta. Lo que importa es lo que haces, las decisiones que tomas al instante. Hundir a las marcas que nos explotan, que nos engañan, que nos venden una idea de feminidad que no se corresponde con nosotras. Las que peinamos canas y tenemos arrugas en la frente. Las que parimos, damos el pecho con tetas reales, con caricias reales, con nanas reales.

Te voy a decir una cosa. No me caso con nadie. Me gusta la política porque todo es política, en el fondo. Desde la camisa que compro hasta las veces que acudo a la farmacia. Odio las farmacias. Me dan pena los viejitos, ¿sabes?, que van con sus recetas bajo el brazo, confiados en que esa pastilla, con mal sabor, efectos secundarios, ingredientes que ni siquiera pueden pronunciar, podrá aliviarles el dolor. La necesaria consecuencia de estar vivos. El otro día estaba en la peluquería y entró una señora. Llevaba tomando antidepresivos veinte años y pesaba ciento sesenta kilos. Si yo llevara veinte años tomando antidepresivos y todavía siguiera deprimida, empezaría a pensar en dejarlos. Empezaría a pensar en abrir la ventana de mi cuarto, percatarme de los árboles, pirarme, dejar a mi marido, abrazar lo que siempre niego, rechazo, me escondo a mí misma.

Repito, no me caso con nadie. Lo que significa que no soy de Podemos, ni de éste, ni de aquél. El único que me gusta es Pepe Mújica, lo reconozco, con sus chancletas de hace mil años, su coche viejo, su perro cojo, su libertad, su libertad, su libertad. La democracia me suena como estas mentiras disfrazadas que en seguida notas que son mentiras. Pues así. Me va más la política hacia dentro. La que me cuestiona, la que me hace apuntarme con el dedo, ser honesta y consecuente. La política de no criticar a los que no están, la política de no echar más leña al fuego, la política de llevar cariño, escucha y ternura a quien se cruza en mi camino. La política de reconocer mis sombras, mi envidia, mi odio, mis ganas de revancha, ese deseo de ser la mejor. Confesarme ante Dios cada noche y saber que soy perdonada. Y que siempre, siempre sale el sol. La política hacia dentro transforma, moldea el corazón humano, es incómoda a veces, jode, fastidia, reconforta. La política hacia afuera hace ruido, sale en los debates de la tele, juega a engañarnos, nos promete, nos confunde, deja las cosas tal cual. Tú decides. Yo no pienso seguir hablando de lo mismo, enfadándome, dando vueltas en círculo. Tengo muchas cárceles que resolver todavía. Dentro. Y esta vida es muy corta. Hay gente que se muere depilándose en el baño. Emborrachándose en los bares. Viendo Telecinco. Y yo no, yo no. Yo simplemente he decidido que no.

Con cariño,
Nuria.

carretilla

Buda

20160319_173312

tomando-el-sol

 

Anuncios

24 comentarios en “EL PERRO COJO DE PEPE MÚJICA

  1. Ana dijo:

    Hola Nuria, escribes mucho de lo que pienso.Tambien soy “mujiquista” y me tocó nacer y crecer en Uruguay, como a el.Ahora elijo vivir en Uruguay, y vender lo menos posible de mi tiempo, para disfrutar de lo importante, ver como sabe disfrutar mi hijo, como sonrie su papá, como crece el pan que horneo y todo el verde que hay alrededor de la casa. Y si, vivir con poco pero ser dueña de mi tiempo y aprovechar los minutos.Hacer lo que nos haga bien. Para mi tambien la politica apesta, la lucha por ejercer el poder,por seguir en esta rosca de consumo y mentiras en la tele.Tambien quiero mejorar el mundo con mis actos, tratando de mirar adentro para poder mirar con mas claridad afuera. Saludos hermana, desde la Sierra de las Animas.

    • mujertaruk dijo:

      Qué hermoso suena lo de la “Sierra de las Animas”, ¿nos enseñas alguna foto? Me encantaría conocer tus paisajes. Me alegra que te hayas decantado por vivir en tu tierra, creo que es lo mejor que podemos hacer: regresar a la raíz, dejarnos de tanto ambicionar, y volver al campo. ¿Sabes? Cuando las personas están a punto de morir… nunca se arrepienten de no haber trabajado más horas, se arrepienten de no haber pasado más tiempo con sus hijos, con la gente a la que aman. Se arrepienten de no haber saboreado la paz lo suficiente, de no haber sabido perdonar. Yo creo que es por ahí, que el camino es por ahí. Así que ánimo, mujer, y mucho cariño para tu nuevo recorrido!!!! Abrazos cálidos ❤

      • Ana dijo:

        Gracias por tus dulces palabras, me gustaria mandarles fotos de mi tierra solo que no se como hacerlo por el blog…soy dura para la tecnologia! un abrazo

  2. Maria Angela dijo:

    Ayyy Amor!! te siento en este grito… y… en tu decisión profunda de Ser feliz…
    Plasmas bien, pero que muy bien todo este montaje, con el que cada día tenemos que lidiar…

    Gracias por tus palabras y tu voz, gracias por recordar que hay personas…y muchas…que contribuyen al bienestar…

    Quiero compartirte-os, que tengo un hijo en Katmandhu desde hace un año cuando se produjo el terremoto…, está ayudando como arquitecto técnico y ha puesto allí, junto a otros compañeros su granito de arena, me creó indignación una noticia del periódico en que decía que después de un año el pueblo nepalí estaba abandonado a su suerte por los que se “supone” tienen que ayudarles, y así, seguían muchos en la miseria…
    Noticias como estas, estamos acostumbrados a leer y a escuchar…pero hay también otra realidad que no sale a la luz ni cuentan las noticias populares… será estupendo que en algún momento, salgan las labores que están haciendo todavía voluntarios y ONG, que están ayudándolos en la reconstrucción de sus hogares, de las escuelas, etc… y de su dignidad.

    Querida Nuria, tus palabras me han animado a agradecer en este Instante, a tantos y tantos anónimos que con su impulso y corazón, hacen de este lugar llamado mundo un lugar más amable.

    Abrazos y Feliz primavera

    • mujertaruk dijo:

      ¡Qué bendición es tenerte aquí, María Ángela!! Sabes poner amor y cariño en cada frase, es una pasada!! Está claro que hay realidades que no se visibilizan lo suficiente. Si quieres, puedes decirnos la web del proyecto de tu hijo, y así le damos un poquito de visibilidad por aquí 😉 Por cierto, ¿sabías que estás siguiendo también el blog de mi madre? Estamos conectadas por todos lados!!!! Gracias mujer. Abrazo inmenso y FELIZ primavera a ti también 🙂

  3. noelia dijo:

    buenas noches guapa.. me encanta lo que dices, espresas justo lo que yo pienso, esta sociedad nos esta llevando a esto… yo siento lo que tu sientes, odio la television, veo que cada vez si no tienes dinero y eres guapa no eres nadie, nadie se fija, en como actuas, en la bondad que desprendemos cada dia en los pequeños gestos… esto es asi, necesitamos gente que como tu y yo abramos la ventana, escuchemos los pajaros, y pasemos mas tiempo haciendo lo que realmente nos enriquece… sigue asi… me encantan tus palabras llenas de sabiduria…un beso.

    • mujertaruk dijo:

      Pues sí Noelia… pero todos tenemos mucho trabajo por delante, incluso las que abrimos la ventana y escuchamos los pájaros, créeme. Al menos yo… todavía observo mucho odio y mucho miedo en mi interior, y eso es lo que al fin y al cabo… nos ha llevado al punto en el que estamos. Ojalá todos podamos seguir mirando hacia dentro y despertando a la realidad. Un abrazo bien grande y gracias por el cariño:)

  4. Rocío dijo:

    Pues sí, es verdad, todo es política. Pero a mi me apetece hacerla también hacia afuera porque me importa mucho todo lo que has dicho, la basura, el plástico, los medicamentos, la medicina paliativa en vez de la preventiva, el abandono de nuestros mayores, de los refugiados, la forma en cómo nos contaminamos, nos contaminan con una comida que no es comida, ni natural, ni sabe, con cremas y productos dañinos que nos modifican nuestras hormonas, nos contaminan, contaminamos el aire, nuestro medio ambiente… En fin, lo dicho, como todo eso me importa y mucho por eso también quiero trabajar por ello, por todos, por el planeta y eso solo se consigue luchando por nuestros derechos y levantando nuestra voz para que todo empiece a cambiar (quiero ser optimista y creer que ya ha empezado). Pero estoy contigo en que para poder cambiar fuera hay que cambiar dentro, en nuestro interior. Ambos terrenos necesitan mucho de nuestra parte. Ánimo y a por ello!
    Grande, muy grande Pepe Mújica. He tenido la suerte de escucharlo en directo y la sensación es maravillosa.
    Gracias por tus reflexiones una vez más.

    • mujertaruk dijo:

      Gracias Rocío, entiendo perfectamente tu postura y en gran parte la comparto. La política hacia afuera también es necesaria, es sólo que… todavía hay mucha mierda en el interior de cada uno de nosotros… y los cambios, los verdaderos cambios, sólo se podrán hacer cuando haya compasión, ternura y lucidez en cada ser humano. Un abrazo bien grande, amiga 🙂

    • mujertaruk dijo:

      Jeje, desde luego hay abrazos de todo tipo, “abrazos como si abrazáramos las flores”, como el de Raquel, y “abrazos que aplastan” como el tuyo. Gracias, simplemente gracias, Mónica. Sigo escribiendo en parte porque es terapéutico para mí, y en parte por comentarios como el tuyo, que me dan fuerza y me soplan las alas. Abrazo enorme, mujer 🙂

  5. sahara dijo:

    Joder Nuria, ¡Q bueno!

    Gracias por compartir tus ideas de una forma tan bella, tan clara, tan tú.

    Un abrazo apretaiiiito! Te sigo, te sigo, te acompaño…

    • mujertaruk dijo:

      Siempre me acompañas, Sara, desde aquel día en Tirso. A veces cuesta escribir para un montón de caras desconocidas, pero de repente me acuerdo de la tuya y… ¡tachán! se hace todo más fácil. Gracias por seguir a mi vera, bonita. Abrazos fuertes y cariño 🙂

  6. NuriLove dijo:

    Una vez más, me dejas reflexionando con tus palabras, con tus pensamientos, con tu sabiduría, tus vivencias, tus ideas….. Me encanta leerte, con toda tu sinceridad puesta a nuestros pies. Haciéndonos ver una vez más que la naturaleza está ahí y que el resto nos absorve y nos envenena. Tus textos me dan tanta paz, que no te puedes hacer una idea. Mil besos.

    • mujertaruk dijo:

      Pues mira Nuria, ya sólo con que te den paz a ti… merecen la pena estas horas robadas al sueño. Tengo los exámenes de la carrera a la vuelta de la esquina y estoy de perezosa!!! Lo único que me apetece es escribir. Espero que estés de lujo, te veo cada día más guapa y más sonriente, así que… imagino que son buenas señales. Te mando un abrazo bien grande!!!! Pasa un día maravilloso 🙂

  7. marinacarresi dijo:

    Querida Nuria, puedo estar de acuerdo contigo en muchas cosas y de hecho intento, dentro de lo posible, con lo que escribo, con mi trabajo y en lo que puedo, que no es mucho, en respetar este planeta en el que vivimos. Mi marido y yo nos subíamos al autobús (no tenemos coche) y recorríamos cuatro paradas cargados de cajas llenas de papel y cartón cuando sólo había un sitio para reciclar en mi barrio hace por lo menos diecisiete años; una vez un hombre mayor nos aplaudió y nunca lo olvidaré. Estoy de a cuerdo con muchas de las cosas que has dicho, de hecho comparto tu admiración por Mújica y creo, como tú, que todo es política. Política es cuando vas a la seguridad social y tienes que esperar meses porque tu gobierno la ha destruido para dejar el campo libre a la medicina privada, cuando se firman acuerdos para destruir las energías renovables y cuando una enorme cantidad de dinero que tendría que servir para construir colegios, por poner un ejemplo, se ha ido volando del país en manos de unos cuantos. Yo tampoco pertenezco a ningún partido, pero en lo que no estoy de acuerdo es que creo que es importante por lo menos tener la esperanza de que las cosas pueden cambiar y que no tomar partido, aunque sea a la hora de votar, puede decidir la balanza hacía un lado o hacía otro. Por otra parte los seres humanos somos eso, humanos por lo tanto tampoco hay héroes que milagrosamente en dos días van a enfrentarse al mundo y cambiarlo, pero la intención es importante y algunos políticos tienen esa intención, otros no. Si no quieres participar, me parece respetable, pero piensa que entonces otros decidirán por ti. Un abrazo.

    • mujertaruk dijo:

      Gracias por tus palabras, Marina, respeto tu postura y la agradezco. No estoy del todo de acuerdo, pero es lo bonito, supongo. Creo que los países no se cambian a base de votos ni a base de partidos políticos. Tengo esperanza en que las cosas pueden cambiar, pero no la deposito en el político de turno, por muy de izquierdas que sea. De todos modos, reiterarte mi agradecimiento, me encanta que también comentéis quienes no estáis de acuerdo con lo que digo. Un abrazo fuerte 🙂

    • mujertaruk dijo:

      A mí también me encanta Nahia, se nota que ha vivido y que habla desde ahí. Haber estado tantos años en la cárcel y no guardar rencor… es muy grande. Abrazos fuertes lindaaa 🙂

  8. estuasusana dijo:

    Hola bella!!! Y Si, siempre Si al camino de vuelta a casa, a la política de “hacia dentro”, hay esperanza en los corazones como el tuyo!!! Seguimos Sintiendo creyendo y creando!!! Te abrazo, gracias!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s