APPLE ME ESTÁ MATANDO

Llevo un mes sin escribir. Escribir para mí, quiero decir, para vosotras. No tengo tiempo. Y el que tengo no puedo pasarlo sentada. Estar frente al ordenador durante horas me produce náuseas. Así que me voy al parque o a la Casa de Campo y corro. Corro como si no hubiera mañana. Se me están poniendo las piernas como las de las futbolistas de la tele. Ésas que no salen. O que salen a las cuatro de la tarde, en el peor canal de todos, cuando la gente está en la piscina y hay que rellenar la parrilla. Siento si no queda demasiado poético. Me disculpo por la prosa, por alguna que otra palabrota que pueda salir de mis manos, por el estilo. No por la honestidad. La honestidad está justificada. Siempre.

Digo que Apple me está matando. Literalmente. Me está matando la vista, la creatividad, las ganas de escribir desde las entrañas. Paso ocho horas utilizando un ordenador que ni siquiera comprendo. Ocho horas en las que el sol no me da en las mejillas. Ocho horas sin ver el cielo, madre, con lo mucho que me gusta. Ocho horas delante de una pantalla. Que irradia cosas, estoy segura, cosas que se meten en mi cuerpo. En mis hormonas. En mis tetas. En la habitación donde duermo. En el vaso de agua que apoyo sobre la mesa. Cuando acaba la jornada estoy tan exhausta, tan fuera de mí, que ni siquiera escucho las gaviotas que pueblan Barcelona. Camino por la calle como los zombies. Me tumbo en la cama del hotel. Me descalzo. Miro el techo. Tengo la cabeza a mil por hora. Los titulares, las entradillas, los autores. Todo gira y gira sin parar. Y el corazón me late, pero es como si no latiera, como si no siguiera sosteniéndome sobre la tierra. No puedo sentir nada que se asemeje al amor. A la reverencia. A la dicha. Es demasiado intenso, y no tengo energía. Simplemente no tengo energía. Los pájaros, los niños y los gatos, que siempre me habían despertado a la realidad, pasan ante mí como fantasmas. No hay vida en ellos. Porque no hay vida en mí.

Y no me quejo de mi trabajo. Realmente no me quejo de nada. Me cago en lo que hemos construido. Entre todos. Durante siglos. Me cago en esta civilización, que encierra a las personas en oficinas, a los animales en jaulas, a las plantas en viveros. Me cago en las guarderías de treinta niños, llorando, a la desesperada, porque mamá no está cerca y el biberón es de plástico y qué hago yo aquí, por favor, con estos patucos ridículos. Me cago en el puto metro, ese monstruo subterráneo que nos engulle, que nos transporta, como almas en pena por ciudades de cartón. Me cago en este tener que andar por el asfalto para sobrevivir. En este tener que comer cualquier cosa, rápido, a prisa, para volver al trabajo. Me cago en los gimnasios, que nos venden el deporte como un hobbie, y no como una necesidad vital, visceral, intrínsecamente nuestra. Me cago en la tele pero también me cago en Internet, que nos enchufa a los portátiles, a los móviles, desde primera hora de la mañana; que nos somete a miles de imágenes por segundo, de noticias por latido que no podemos procesar. Me cago en el Facebook y en las leyes del marketing, y en si no pones titulares sensacionalistas nadie te lee. Aunque seas el mismísimo Shakespeare. Me cago en las vacaciones en Benidorm, en el turismo de masas, en el libre comercio, en el ahora hay que llenar todos los campos de girasoles porque nos pagan. Ahora hay que organizar cursos, intensivos, inmersiones, porque nos pagan. Aunque no tengamos ni puta idea de lo que estamos impartiendo. Reiki egipcio, tarot griego, Mindfulness en empresas, el poder oculto del dedo meñique de tu pie.

Pero cagarse a secas no basta. Es bueno. Es bueno un rato. Escribes un texto, lanzas unos puñetazos al aire, escuchas hardcore, practicas muay thai y listo. Luego hay que construir. Porque el mundo está lleno de personas que se quejan. Que siguen yendo al trabajo día tras día, pero se quejan. Que siguen viviendo en las ciudades, gastando bolsas de plástico, tirando de la cadena cada vez que hacen pis, pero se quejan. Y enarbolan banderas que no les corresponden. Yo defiendo mi derecho a cagarme. Pero asumo la responsabilidad de parar. De parar y ver qué hago con lo que no me gusta. Por eso me he sacudido la pereza esta tarde y estoy aquí, hablándome, hablándote, a ver qué podemos hacer, las dos juntas. Tú y yo, para cambiar las cosas.

Se me ocurre que lo primero es recobrar la lucidez, la entereza, el don de la sensibilidad. Ante el camino trazado, ante la jaula, ante este sistema del que parece imposible escapar. Recuperar la luz que hay adentro. El corazón que nos llama. El canto que suena al fondo, muy al fondo del alma. Y eso se hace bailando, bajo las estrellas, con la melena al viento y los pies descalzos. Eso se hace corriendo por el bosque, esnifando el olor de la hierba, volviendo una y otra vez al cuerpo. El lugar de donde nunca debimos salir. Eso se hace pasando más tiempo con los niños, inventándoles cuentos de hadas, abrazándolos fuerte, haciendo castillos en la arena que luego se lleve el agua del mar. Eso se hace despertando muy pronto, cuando esta locura que llamamos ciudad permanece dormida. Eso se hace apagando Internet, guardando el Mac en una caja, descansando de todo el ruido que nos quieren meter en la cabeza. Se hace preparando natillas de madrugada, escuchando mantras, caminando a oscuras por el monte, recogiendo orégano, romero, hierbabuena. Se hace leyendo menos, callando más, rezando siempre. Para que nuestra humanidad, nuestra vulnerabilidad sagrada, nuestra piel bajo la piel, puedan ir renaciendo. Ocupando el espacio necesario. Construyendo, de a poquito, la revolución.

Gracias por el permiso, mujeres, de corazón.

Nuria.

IMG_20160612_223224

20160612_135116

IMG_20160604_170310

Anuncios

53 comentarios en “APPLE ME ESTÁ MATANDO

  1. María dijo:

    Cómo te comprendo Nuria.
    Sí, uno se harta de la maquinización, la oscuridad, la falta de vida y energía en las ciudades…pero como bien dices, la Vida siempre está. Lo que pasa es que nos va comiendo desde los pies hasta la cabeza. Sí, sí….hay que parar, volviendo otra vez al cuerpo y desde allí al silencio. Tenemos herramientas, y tú muchas. Vuelve Nuria, vuelve que nos tienes aquí muy cerca, Ayer luna llena, solsticio de verano….No notas la energía.
    Sigue escribiendo como si tocaras un cuerpo…Cada línea, una caricia. Cada párrafo un beso, Varios párrafos, un orgasmo cósmico que todas compartimos.

    • mujertaruk dijo:

      Aunque llegue con retraso: GRACIAS, gracias María. Tus palabras son puro cariño, recuerdo que, cuando las leí, me emocioné. Sigue siendo un misterio que vosotras, que tan poco me conocéis, me deis tanto cariño. Ya regreso, María, ya estoy. Un abrazo de corazón ❤

  2. Maria Angela dijo:

    Te leo, te siento, te veo, te amo…así es el programa, tal como lo has descrito…lo conoces bien, lo conozco bien, lo conocemos bien…
    Darte las gracias, porqué quiero Elegir de nuevo ver Belleza, ver Amor…aquí está…ahora…en este instante…nos unimos todos en un abrazo eterno…nada que temer…el mundo es cambiante…el Amor solo ES….nada especial…
    Feliz verbena de San Juan, y de San Pedro…bailemos y saltemos las hogueras para purificar lo que no queremos….nadie nos lo va a impedir….
    Feliz verano querida Nuria.

    • mujertaruk dijo:

      Este verano no salté las hogueras, ni fui a San Juan ni miré la Luna. ¿Puedes creerlo, María Ángela? Este verano estuve distraída, con ideas raras por la cabeza. Pero ya estoy aquí, de nuevo, para seguir dando todo lo que tengo. Sois una parte importante de mi vida. Es extraño… Gracias, gracias por toda la lealtad, la confianza, el cariño. Te deseo lo mejor, querida ❤

      • maria angela dijo:

        Nos queda agosto… Vive cada momento…tal como nos dices muy sabiamente en tu nuevo post…
        Siempre es el mismo instante…lleno de TODO
        Abrazo…feliz dia, feliz calor de verano…

  3. AlejandraNarradora dijo:

    Te escribo desde el frío de Buenos Aires, que falta me hacían tus palabras !!!! hoy me lo decía cuando me levanté… que carajo hago yo todas las noches viendo las noticias o los chismes, o la pantalla de la pc ????y siento que me saca las energías, la sonrisa.. me llena de las peores miserias de las personas. Hoy voy a estar menos conectada a esta suerte de respirador de cables y voy a buscar los ojos reales de mi gente, sentir su sonrisa…gracias a todas, me hacen sentir menos sola… Ale

    • mujertaruk dijo:

      ¡Qué bonito y qué real lo que escribes, mujer! GRACIAS por acompañarnos desde Buenos Aires. Al parecer, la situación de muchas de nosotras es similar, vivamos en el continente que vivamos. Siento el retraso en contestar, Alejandra, pero… yo también he estado volviendo, intentando reconectarme a “los ojos reales de la gente”, como dices. Y lo conseguí, por fin lo conseguí. Un abrazo grande, enorme, para ti 🙂

  4. Kristina (Ayumi) dijo:

    Gracias, Nuria, por el don que tienes de ponerle palabras a lo que no tiene palabras. Por dar en el negro. Por dar ánimos. Por despertarme, animarme… a liberarme, a oir la voz de mi corazón, y sí – también – a cagarme y hacer las cosas diferentes. Bendita seas, mujer!

    • mujertaruk dijo:

      ¡Bendita, tú, Kristina, que me llenas de energía para seguir! Esta vez me ha costado un poquito. Pero… ¿sabes? Hay algo que me engancha de este espacio, y sois precisamente vosotras. Mujeres que, sin conocerme de nada, me dais todo vuestro apoyo. GRACIAS, bella, feliz verano!!! ❤

  5. Ángel dijo:

    Hola Nuria, una vez más estoy encantado de leerte. En lo que escribes creo ver que te sientes como un ave salvaje atrapada en una jaula, pero con la esperanza cierta de que un día es seguro que encontrarás un hueco por el que salir. Muchas veces he observado pájaros nacidos en jaula, que no buscan la salida y también pájaros salvajes enjaulados que recorren continuamente el perímetro de la jaula con la seguridad de encontrar ese hueco o un descuido de su dueño….. Es seguro que un buen día volaras libre y nos escribirás explicando como nadie lo que se siente. Besico, Ángel

    • mujertaruk dijo:

      Jo, Ángel, llego tarde a responderte, lo siento. Lloré al leer tu mensaje, amigo, lo describiste muy bien: un pájaro dando vueltas y más vueltas en el perímetro de su jaula. ¿Sabes los jilgueros? Son unos pajarillos diminutos de colores muy vivos: rojo, amarillo, blanco… Suelen revolotear por encima de los cardos para cazar insectos. Pues bien, los jilgueros en cautividad se mueren, dejan de cantar. Son los que peor lo pasan entre barrotes, junto con las rapaces. Pues así, así estaba yo, como los jilgueros. Pero salí, vi un hueco, un descuido, y salí. Y ahora ando suelta, perdida, recuperando las fuerzas. Gracias en parte a ti, a todos vosotros. Este espacio es vuestro. Mis letras son para vosotros. Un abrazo, Ángel, y dos y tres. Felices vacaciones ❤

  6. Bitácoras Lunares dijo:

    Querida Nuria:
    Te paso algo que leí hoy en un blog muy nutritivo, como el tuyo, y me hizo bien. Es una hermosa poesía. Ojalá te alimente como lo hizo conmigo. Amo escribir, pero no puedo hacerlo sino me alimento de la naturaleza… allí respiro y todo baja… Aquí el poema de Terry Tempest Williams, de una mujer pájaro a otra.
    “Hace mucho tiempo,
    cuando las mujeres eran pájaros,
    se creía, simplemente
    que cantar al alba
    y cantar al anochecer
    servía para sanar el mundo a través de la alegría
    Los pájaros aún recuerdan aquello que hemos olvidado
    Que el mundo está para celebrarlo.”

    • mujertaruk dijo:

      ¡Qué belleza, mujer! “Que el mundo está para celebrarlo”, ¡qué hermoso y qué cierto! Siempre me he preguntado por qué los canarios siguen cantando cuando se les mete en una jaula, y creo que va a ser por esto… porque en el fondo saben que, pase lo que pase, estamos vivos y hay que festejarlo. GRACIAS por el poema 🙂

  7. NuriLove dijo:

    Ay Nuria, ya se que estás en una época de transición que se te está haciendo un poco dura. Mucho ánimo preciosa, que ya queda menos. Yo también ando en una época de transición llena de tinieblas de la que no se cómo salir y ponerle positivismo, me cuesta mucho levantarme cada mañana y afrontar el día a día…. Hasta que pasen las tinieblas y llegue la luz de nuevo, pero me toca esperar. Intentaré en Agosto que el amarillo de los campos del pueblo y el olor de la paja recién cosechada me impregnen y me llenen de fuerza para afrontar el último recorrido por las tierras tenebrosas que me quedan. Así vivo ahora mismo, sufriendo y anhelando que lleguen los días de ir al pueblo para desintoxicarme y quitarme toda la mugre que llevo encima desde aquí, desde donde te estoy escribiendo estas palabras. Un abrazo mi gran amiga. Este fin de semana voy a Madrid, ya se que no estás, qué pena que no te puedo ver, otra vez será. Animo con tu pelea personal y poco a poco encontraremos el camino de nuevo.

    • mujertaruk dijo:

      ¡¡¡Bonitaaa!!! ¿Ya estás en el pueblo? Creo que sí, por las fotos. ¡¡Ay!! Espero que estés rodeadita de campos de girasoles, y que eso te venga bien y te ayude. Ya me contó Pedro lo que os están haciendo en el trabajo… ¿Sabes qué pienso, Nuria? Que la vida nos quita de los lugares donde NO debemos estar. Así que… ¡celébralo! Hace mucho tiempo que necesitabas un cambio, y ahora el cambio…. de alguna manera se te impone. Coge el dinero y lárgate!! Empieza tu oportunidad para cambiar 🙂 Os mando un abrazo enorme a Andrés y a ti, ojalá encontremos un huequito para ir a visitaros al pueblo, lo pasamos muy bien la otra vez ❤

      • NuriLove dijo:

        Hola guapa, aun no. Estoy trabajando. Esta siendo muy duro….. Más vale q, sea para bien pq con lo mal q lo estoy pasando…… Alguna recompensa tiene q, estar esperandome. Muchas gracias por tus palabras de ánimo. Eres un sol y yo tb tengo muchas ganas de veros, además a Pedro no le he podido ver cuando vino, al final no coincidimos. Muchos besos y disfrutad del verano

  8. Javier dijo:

    Asi es, lo expresas con claridad, se siente en el alma ese deseo de ser Uno con el mundo, dejar atrás lo que nada nos da, empezar de cero… Esta mañana pensaba en lo vacias que estan muchas de nuestras conversaciones cotidianas… Si pudieramos cambiar ese intercambio superfluo de palabras entre amigos por otras palabras, intentando cambiar pequeñas cosas al principio, mas grandes según fueramos avanzando…, si todos asi lo hicieran, no veriamos cambios inmediatos de todo aquello que esta mal? Desde aqui, con tu permiso, propongo esta idea, crear un nuevo blog de cambios, de favor por favor (como el libro y la pelicula), de hoy haré del mundo un lugar mejor (como el libro), de pequeños gestos que alegran toda una vida… Ahi queda eso, un saludo desde lo más profundo de mi alma… Namaskar…

    • mujertaruk dijo:

      Javier, bonito, GRACIAS por tu mensaje y por tu propuesta. ¡Me parece una gran idea! Si montas un blog, te apoyo desde aquí sin dudarlo, pero ¡aviso! Requiere mucha energía y mucha continuidad. La idea es preciosa 😉 Abrazo grande y felices vacaciones, estés donde estés 🙂

  9. Ana dijo:

    Nuria: supongo que a veces hay que tocar fondo para tomar impulso y volver a emerger,.,
    Fuerza mujer pájaro para romper los barrotes de la jaula o solo para abrir la puertita suavemente con el pico.Con confianza que las mujeres pajaro saben volar, salir en busqueda, sacudirse las plumas y seguir.
    Volar en busca de los lugares donde respirar no duela.
    Un abrazo desde el invierno.

    • mujertaruk dijo:

      Jo, Ana, ¡tus palabras abrazan! GRACIAS. Me quedo con ese “volar en busca de los lugares donde respirar no duela”, ¡¡guau!! En ésas estamos. Un abrazo de vuelta, preciosa, a ver si ese invierno se te hace más cálido y llevadero así:)

  10. Saraswati dijo:

    Es todo un placer leerte Nuria. Independientemente del tema del cual escribas, es un verdadero placer. Se encuentre mi visión más o menos cerca de la tuya, disfruto mucho de tu forma de expresarla con palabras. Agradezco sinceramente tu generosidad. Gracias.

    • mujertaruk dijo:

      Sí… las visiones, las opiniones, las ideologías… siempre son lo de menos, hermana, lo importante es que podamos sentirnos cerca unas de otras. Y si éstas palabras ayudan… bienvenido sea! GRACIAS por tu calidez, Saraswati 🙂

  11. MONICA dijo:

    Hola Nuria! Y si… el exterior siempre atacando con sus estimulos. Pero somos mujeres, una raza fuerte que sabe volver al equilibrio y darle prioridad a su vida interior! Gracias por poner en palabras lo que muchas de nosotras sentimos! Disfruta el verano!

  12. mamiphera dijo:

    Gracias por tus palabras, tan cercanas al sentir de muchas mujeres, en mi pueblo se dice: me cago en to lo que se menea, quizá sería mejor decir me cago en to lo que te paraliza, te ahoga, te desconecta. Hay que recuperar esa vocecita que nos permita construir y no sólo quejarse. Un abrazo,

    • mujertaruk dijo:

      Jajaja, llego con retraso pero llego, amiga. Recuerdo que me hizo mucha gracia lo de “me cago en to lo que te paraliza, te ahoga y te desconecta”, es totalmente cierto!! Sería un “me cago en to lo que NO se menea” más bien… GRACIAS por venir a este espacio y nutrirlo, Mamiphera, un abrazo y felices vacaciones 🙂

  13. reyes dijo:

    Equilibrio. Entre el ruido y el silencio. Entre la excentricidad y lo sublime. Todo es perfecto. Gracias por desbocarte. Tú también eres perfecta así. Te quiero preciosa

    • mujertaruk dijo:

      Jeje, una buena palabra ésa: desbocarse. Yo creo que es necesario… es como el último coletazo del pez, ¿no? que a veces le suelta de las manos del pescador y le devuelve al mar. Pues así. A veces dar coletazos nos devuelve… GRACIAS, Reyes, bonita, lo mejor para tu camino ❤

  14. Milagros dijo:

    Hola a todas y a todos! Gracias Nuria por tus mensages, te encontre por IG desde Montreal, Canada!
    Estare por Madrid de vacaciones en el mes de agosto y me encantaria visitar algun lugar o lugares donde puedo ir a meditar, todo tipo de taller que pueda expandir mi concencia, que alimente mi alma, herboristeria, cristales, reiki, mantras, meditacion, lo que sea, una cosa te lleva a otra 🙂
    Les agradezco de adelantado por su ayuda.

    Amor, luz y sobre todo, paz para vosotros.

    • mujertaruk dijo:

      Hola, cielo, siento el retraso… Espero no llegar muy tarde, ¡¡todavía estamos en Agosto!! Pues verás… yo no soy muy partidaria de estar todo el día haciendo talleres de cristales y reiki, la verdad, soy más de meditación…. Pero quizás encuentres lo que andas buscando en Ecocentro (metro Ríos Rosas) o en Espacio Ronda (metro Puerta de Toledo). Para meditar de verdad y con seriedad en Madrid… busca a Santiago Segovia (Mindfulness), ¡¡es el mejor!! 🙂

  15. Toni dijo:

    Un individuo jamás es mayor que el grupo y querer ser aceptado por éste es intrínseco a nuestra supervivencia, aunque sus normas sean absolutamente incoherentes con nuestra naturaleza. Esto es una mierda, una mierda sin olor. Gracias por tus palabras, es así como yo también, hombre, me siento.

    • mujertaruk dijo:

      Jo, Toni, tienes mucha razón. Sé que hay muchos hombres en sintonía y me encanta. Hablo para las mujeres porque me es más sencillo y porque creo que es necesario que haya contenido escrito en femenino. Pero sois muy bienvenidos aquí. Eres muy bienvenido aquí. Un abrazo fuerte, estés donde estés 🙂

  16. azulbereber dijo:

    Te he descubierto hace muy poquito por casualidad y bendita casualidad! Estoy enganchada a tus textos y a tu manera de entender la vida.

    Dejame compartir aquí un trocito de un libro Mujeres que corren con los lobos, con el que creo que disfrutarías mucho:

    “Tanto los animales salvajes como la Mujer Salvaje son especies en peligro
    de extinción.
    En el transcurso del tiempo hemos presenciado cómo se ha saqueado, rechazado
    y reestructurado la naturaleza femenina instintiva. Durante largos períodos,
    ésta ha sido tan mal administrada como la fauna silvestre y las tierras
    vírgenes. Durante miles de años, y basta mirar el pasado para darnos cuenta de
    ello, se la ha relegado al territorio más yermo de la psique. A lo largo de la historia,
    las tierras espirituales de la Mujer Salvaje han sido expoliadas o quemadas,
    sus guaridas se han arrasado y sus ciclos naturales se han visto obligados a
    adaptarse a unos ritmos artificiales para complacer a los demás”

    Nos han arrancado nuestra esencia casi sin darnos cuenta. Así que esta tarde meteré el móvil en un cajón, saldré a pasear, disfrutaré del viento en la cara y de la sal del mar en la piel. Sin ruidos.

    te mando un abrazo

    anabel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s